Todo comenzó cuando un día mi compadre y yo no fuimos a farrear a una cantina de tanto tomar mi compadre se puso muy melancólico y me invito a su casa una vez llegado mi comadre me agradeció de haberle llevado a su casa y lo hicimos dormir y al poco rato ya era hora de retirarme ella me dijo que era ya muy tarde y que yo me podía quedar y en la mañana podía irme a mi casa tranquilo sin que nada malo me pudiera pasarme.
Y así fue en la noche me desperté vi que mi compadre y mi comadre estaban haciendo el amor muy dulce mente yo indicando que dormía tenia muchas ganas de hacerle el amor a mi comadre que tenia un trasero y una cara linda
Y me puse a planear como podía acercármele entonces vi que mi compadre se dormía después de hacerle el amor bajó a la cocina yo creo a tomar una copa de trago me acerque a mi comadre lentamente vi que ella también estaba dormida y me acerque le destape la sabana vi que ella se encontraba sin ropa interior entonces se me ocurrió una idea me deslice disimuladamente y pude meter mi pene en su vagina ella me dijo ya no Javier así es como se llama mi compadre ya no que no te cansas yo le hice con fuerza y ella seguía respondiendo que le estaba haciendo mojar y pude notar que tenia unos bellos en toda la vagina entonces lo jale sin darme cuenta y se volteo y me miro diciéndome compadre no esto no podemos hacer y lo agarre duro y ella lloro diciendo que la soltara que en cualquier momento entraría mi compadre y le dije que no me importaba ella me dijo otro día pero hoy no lo hice caso y la voltee la metí a la fuerza ya que ella apretaba su pierna y ella se mojo y demasiado por fin la conseguí y lo derrame todo mi semen en su vagina y ella me dijo que no eso no estaba bien y al poco rato escuche que mi compadre se acercaba me levante y me fui a mi sitio como si nada abría pasado y desde ese momento le hago el amor a mi comadre donde quiera que lo encuentro a ella creo que lo gusta a mi también y deseo embarazarle uno de estos días.