+ Responder tema
Pgina 1 de 5 1 2 3 4 5 ltimoltimo
Resultados 1 al 10 de 45

Tema: Drogue A Mi Madre Y Me La Folle Salvajemente

  1. #1
    Gran Colaborador del Foro ricosuave tiene un futuro brillante ricosuave tiene un futuro brillante ricosuave tiene un futuro brillante ricosuave tiene un futuro brillante ricosuave tiene un futuro brillante ricosuave tiene un futuro brillante Avatar de ricosuave
    Fecha de ingreso
    10 ene, 07
    Mensajes
    2,972
    Post Thanks / Like
    Poder de reputacin
    15

    Talking Drogue A Mi Madre Y Me La Folle Salvajemente



    xvideos
    [FONT='Verdana','sans-serif']Al fin despus de drogarla lo hice.

    Lo que relatar ahora, fue algo que me cont mi amigo y hoy se los transcribo tan idntico como el me lo cont a mi, haciendo un esfuerzo por recordar

    El comenz su relato as...

    Me sucedi hace tres aos aproximadamente. tengo 22 aos y una bellsima madre de 40, de sensual aspecto, cariosa y muy mimosa. Separada, vivimos juntos con una hermana de 20, tan hermosa como ella.

    Nunca las haba contemplado, ni a mi madre ni a mi hermana, como mujeres, fuera de comprender tanto la realidad de su belleza, como que somos consanguneos.Mi madre era maestra en un cuarto grado de una escuela, y muy querida. Volviendo una tarde de la universidad donde yo estudiaba, la encontr llorando, pese a que trat de disimularlo. Acortando, me dijo que un profesor, al cual yo no conoca, trataba infructuosamente de seducirla, alentado por algunas concesiones de ella, pero que no haba querido proseguir por no amarlo.

    El tipo era un pesado y la estaba comprometiendo ante los ojos de sus colegas, y esa noche, durante la cena, nos confes a mi hermana y a m, que le haba dicho que tena ella ya un amante, y que ese fin de semana ira con l a un hotel de una playa alejada de Buenos Aires, y el tipo no la crey, y ella, imprudentemente, le dijo a cual hotel ira, y tampoco le crey; en fin, que l se ira a ese hotel ese fin de semana a buscarla, y ahora mi madre no saba como salir del lo.

    Mi hermana, Patricia, le dijo: que se fuera con alguna persona de confianza y se hiciera pasar por su amante, si, pero en quien confiar?. Riendo mi hermana dijo que me llevara a m. Nos miramos y remos, y entonces la cosa fue cuidadosamente planificada entre los tres.

    Ese viernes nos fuimos en el coche, un da antes, a fin de preparar todo. Llegamos, ella dio su nombre, callando el mo, y sospecho que pensaron en la administracin que la hermosa seora se llevaba consigo a un amante. Entramos finalmente en la alcoba con una sola cama de matrimonio, a pedido de ella, y acomodamos la ropa, algo nerviosos y yo con una extraa sensacin de estar cometiendo una locura.

    Esa maana, decidimos irnos a la playa privada del hotel; estaba con una bikini despampanante, y sus senos, turgentes y duros para su edad, queran escaparse del breve corpio; no pude menos de mirar el hermoso tringulo de su bajo vientre, apenas cubierto por la malla, y para mi desesperacin, mi pene se puso tieso, y notndose perfectamente el bulto debajo de mi pantaln de bao. Ella me mir, se ruboriz, y riendo me dijo que me comportara como un novio, para que los pasajeros no sospechasen nada; me tom de la mano, y corrimos como dos chicos hacia el agua; durante un rato, jugueteamos hasta que de pronto, yo me sent en el fondo de arena, cubierto apenas hasta el pecho por el agua, y ella instintivamente, se sent entre mis piernas abiertas de espalda a m, y nos quedamos quietos en esa ertica situacin. Creo que no se daba cuenta de lo que suceda, pero a m, mi palo se endureci nuevamente y sin poderlo evitar, se lo apoy a lo largo de su trasero, hermoso y turgente, y me apret a ella; mam no decia nada, hasta que mirandome dijo

    -.Cmo deberemos besarnos cuando llegue ese desagradable tipo, empecemos ahora... y adems, ante todos, somos novios.

    Me ofreci sus labios, y cre desmayarme del susto; al comienzo fue un beso suave, pero cuando ella separ los labios, y mi lengua entr en su ardorosa y perfumada boca, se hicieron apasionados y terminamos jadeando. Sin darme casi cuenta de un posible un rechazo, sub mis manos que estaban en su cintura, y la tom por los pechos por encima de la bikini; suspir, y acept la caricia. Perd la nocin del tiempo, de la gente que estaban bandose, de que la mujer que tena apretada era mi propia madre, que era todo eso una locura, y mi lengua entraba y sala de su boca, nos intercambibamos la saliva como si fuese una droga de amor, y mis dedos apretujaban sus tetas en una caricia incestuosa y ardiente.

    Despus, cuando salimos del agua, en silencio, tmida, ella se colg de mi brazo y nos dirigimos al hotel; nos cambiamos de ropa, sin que comentara lo sucedido, y bajamos a almorzar.

    Hubo un corto silencio y luego ella me dijo cariosa y tierna:

    -.Escucha hijo... esto que sucedi en el mar, me ha gustado ms de lo que supona, y no me arrepiento, pese a que nuestros besos fueron muy... muy poco de madre e hijo... -se sonri al decirlo: -pero deberemos repetirlo maana cuando venga ese desgraciado y nos sorprenda...

    En realidad, la cosa haba sido armada as: el conserje lo hara pasar, cuando llegara, pero nos avisara por telfono de su arribo, y yo estara con mi madre en posicin inequvoca como si nos estuvisemos amando, y permitir que nos viese.

    Fuimos a mi pedido a bailar a una boite que me haban recomendado por discreta y agradable.

    Ella se ri a mi invitacin:-.¡Lo nico que faltara que nos viera algn conocido, yo bailando con mi propio hijo en una confitera...!Pero acept. Se puso una minifalda, y una blusa casi transparente, que dejaba ver su corpio cubriendo sus hermosos senos. Pedimos unas bebidas, y comenzamos a bailar. Nos olvidamos del parentesco; en una pieza brasilea, yo bailaba con ella quien me daba la espalda y apoyaba su cabeza en mi hombro como esa maana en la playa, y senta su trasero, duro y ampuloso apretado contra mi vientre, y mi pene, dursimo, lo acomod en la hendidura de sus nalgas, y bailamos as abrazados, hasta que le susurr:-.¡Mam... dame tu boca...!

    Sin decir nada, volvi su rostro y mi boca se adhiri a la suya, que estaba abierta, y besos que nos dimos nada tenan que ver con lo de la maana, por su ardiente voluptuosidad y pasin.

    El baile fue algo enloquecedor: me frotaba contra ella, buscando las ocasiones para con los movimientos acomodarle bien mi pene entre sus nalgas, y lo peor o lo mejor para m, era que mam gozaba con esto, y proyectaba hacia mi, su trasero, apretndolo contra mi vientre, buscando ms intimidad en el roce, mientras tratbamos de besarnos en largos besos de lengua, hmedos, jadeantes.

    Yo estaba a punto de acabar en mis pantalones, pero por suerte la msica termin, y en silencio, agitados, regresamos a nuestro sitio en el reservado; sentados muy juntos, nos miramos, y envalentonado por su hermosura, la noche y el deseo que me invada, rodee sus hombros con un brazo y la atraje hacia m. Cerr los ojos cuando mi boca busc la suya, y con un largo suspiro se abandon. Mi otra mano se pos sobre su vientre, sobre la corta falda, y cuando hurgu entre sus muslos, mam los separ y pude alcanzarle el sexo que estaba empapado; de all, temeroso de que se molestara, sub en mi caricia, y le abarqu una teta, ahora por debajo de la blusa.-.¡Hijito, por favor, no sigas...! ¡Por favor querido...!

    Sent su angustia, y obedec; no podamos separar nuestras bocas, y ya casi no podamos respirar bien, cuando mi mano se pos en su pequeo pie, calzado con unas preciosas sandalias blancas de tirillas, tipo pulsera, y comenc largas caricias, ella suspiraba, senta sus estremecimientos, jadeaba de deseo mal contenido, y poco a poco volva a ascender, llegu con mi mano a la tersura de sus muslos, y nuevamente alcanc su vulva, y la acaricie, sin atreverme a llegar ms lejos, aunque estaba loco por meterle los dedos.

    Esa noche, al acostarnos, ella vesta un camisn muy sensual, y le dije que yo dormira en el sof de la habitacin.-.¡No seas tonto... dormiremos juntos...! Acaso no soy tu madre?

    Entre nosotros no puede haber nada malo.-.Y si lo hubiese? -mi pregunta se escap y la vi sonrojarse:-.Entonces no te permitira dormir conmigo... pero no hay cuidado... De lo cual yo no estaba muy seguro.

    Calculen lo que pasaba por mi mente: yo era joven y ardiente, tena a mi disposicin casi, a una mujer sumamente bella, muy sensual y cariosa, y durante la maana la haba besado apasionadamente y manoseado sus pechos; durante el baile, no haba sido mi madre, sino una ardiente compaera; en ese momento de acostarnos, mi pene era una madera de duro y grande; ella se peg contra mi cuerpo, y me atrev a pasar un brazo debajo de su cabeza, sin oposicin, y de comn acuerdo, nos acercamos el uno al otro acostados de lado; fue una especie de acuerdo tcito, cuando nuestras bocas se encontraron, y durante largos minutos, nuestras lenguas se buscaron jadeantes, se enroscaban una contra la otra, lama sus encas y mi pene se acomod a lo largo de su vientre; ella suspiraba entre jadeos, pero no sucedi nada ms, excepto que yo tuve un orgasmo y le empap el camisn.

    Al da siguiente, durante el desayuno, nos mirbamos como amantes, enamorados y cariosos. Tom su mano por encima de la mesa, que me entreg, y nuestros dedos se entrelazaron, mientras ella se ruborizaba una y otra vez.Despus, durante el bao en el mar, se repiti lo del da anterior, pero esta vez, dej uno de sus senos libres, y baj la mano hasta su vulva, y con un estremecimiento, su lengua enredada en la ma, permiti que yo le acariciase su sexo.
    Esa noche, nos preparamos para la comedia: se puso un baby doll rosado, pero cuando se tendi en la cama, se quit el calzn del mismo, y con las piernas apretadas, ruborizada, los ojos que no se quitaban de los mos, esper que yo me desnudase, y luego, esperamos estrechamente abrazados, pero yo tema que el individuo descargase su rabia con un escndalo o peor; dio un salto asustada cuando el telfono de la conserjera avis, y con un grito me dijo apremiante:

    -.¡Pronto, acustate encima mo y haz que me ests penetrando...!

    As lo hice: ella separ sus bellsimas piernas, y me acomod entre ellas, y mi pene, duro y grueso, se acomod contra su vulva desnuda y hmeda, a lo largo de la misma, quedando entre sus labios como dentro de un estuche caliente y hmedo. Nuestras bocas se pegaron, en un beso ardiente, y comenc a moverme con los movimientos de coito, como si estuviese dentro de ella: se sinti abrir una puerta, (habamos dejado un velador encendido que apenas iluminaba la escena), enseguida unas palabras soeces, pasos rpidos, y un portazo de salida: todo haba concluido para mi madre.

    Pero algo sucedi: no me apart de ella, y segua movindome encima de ella, frotando mi pene contra la entrada de su vientre; mi boca segua pegada a la de mi madre, y vi que cerraba los ojos dulcemente.

    Entonces, loco de amor y de lujuria, elev mis caderas, y suavemente, le apoy el glande en la entrada de su vagina; no dijo nada, su boca segua ardientemente adherida a la ma, y jadeaba, no trat de cerrar las piernas, y como no protest al sentir mi glande entre los labios de la vulva, empuj, mi pija, dura como un palo, caliente como el fuego, le entr totalmente en la concha, arrancando de su boca un largo gemido de pasin.

    Fue una locura: ¡me estaba cogiendo a mi propia madre! ¡Era un incesto de madre e hijo! No me import y a ella tampoco: elev sus piernas desnudas, y me rode mis caderas con ellas, en un abrazo de intensa lujuria. Yo comenc a moverme de arriba a abajo, entrando y retirando casi mi miembro de su vientre, y ella, gimiendo, me acompaaba en su delirante entrega.

    Emiti un largo y apasionado gemido cuando mi semen inund su vagina, caliente y abundante, y comenz a moverse enloquecida acompaando mis espasmos de pasin.

    Fue en realidad nuestra noche de bodas, y a la maana, empapados de semen y flujo, nos despertamos entre asombrados recuerdo.

    -.Que hemos hecho? ¡Eres mi hijo...! ¡Soy tu madre...! -murmur temerosa. No la dej que pensara ms sino que me tend encima, busqu su vulva con mi miembro nuevamente duro, y se lo met, hacindola olvidar sus temores. Entonces, su entrega fue total, y se transform en una ardiente y deliciosa amante. Terminamos exhaustos; se acod a mi lado y me mir pensativa.

    -.Que ocurre mam...? Ests disgustada por esto...?-.No hijo... solamente pensaba en lo amoroso y apasionado que eres... y tengo que confesarte, que estoy enamorada de ti... como una jovencita... como una novia.-.Mam... -respond emocionado: -Yo estoy locamente enamorado tambin de ti... y eso me asusta un poco.-.Porque amor mo...?-.Porque eres mi madre, porque te amo como a mujer, porque soy tu hijo, y porque me enamor de ti...Enrojeci de placer. Me bes largamente en la boca, y su mano busc y asi entre sus suaves dedos mi pija, endurecida nuevamente, y murmur mientras me la acariciaba:-.Cojme otra vez, amor mo... y olvidemos que somos madre e hijo... somos ahora marido y mujer... -y agreg mientras se trepaba encima de m, buscando meterse mi pene: -soy tu mujercita, mi amor... soy tuya ahora y siempre... ¡Ahhhh...! -estaba totalmente empalada con mi carne, y cay sobre mi pecho movindose lbricamente, mientras yo lanzaba dentro de su ardiente vagina, un chorro de caliente semen que le inund el vientre.

    Cuando nos dormimos, ella encima mo, aun tena dentro de su vagina, mi pene casi tan duro como al principio.Al da siguiente emprendimos el regreso, pero a medio camino nos detuvimos a dormir en un motel, y tuvimos otra noche inenarrable.Cuando llegamos, mi hermana, Patricia, me coment que mam pareca cambiada, ms alegre, ms cariosa, y muy satisfecha. Entonces, le dije la verdad, porque me interesaba que supiese.

    -.Durante nuestra estada en el hotel, la cog...-.¡Pero es nuestra madre...y la puedes dejar preada! -exclam alarmada, con cara de susto. Entonces tuve que explicarle lo sucedido, cunto nos ambamos, la locura de la relacin y la vi interesada. Una mala idea me cruz por mi mente:

    ¡Sera hermoso, Patricia, que mama, salga preada y as tener relaciones contigo tambin, ya que eres mi hermana y adems muy hermosa total, as tengo a mi familia y todo queda aqu entre nosotros, que te parece, ya habiendo comenzado...!

    Y si mam sali preada teniendo a los nueve meses, una linda mujercita, que hoy lleva el nombre de claudia.!

    Y Patricia me acaba de dar una buena noticia que el examen de embarazo le sali positivo y ojala sea tambin mujercita.[/FONT]
    ltima edicin por ricosuave; 17/07/2008 a las 03:11

  2. #2
    Pajillero elessar es una cantidad desconocida en este momento
    Fecha de ingreso
    25 dic, 07
    Edad
    31
    Mensajes
    21
    Post Thanks / Like
    Poder de reputacin
    8

    Predeterminado Re: Drogue A Mi Madre Y Me La Folle Salvajemente

    Excelente relato buen aporte ^^

  3. #3
    Pajillero Jerky69 es una cantidad desconocida en este momento
    Fecha de ingreso
    13 may, 08
    Edad
    29
    Mensajes
    19
    Post Thanks / Like
    Poder de reputacin
    0

    Predeterminado Re: Drogue A Mi Madre Y Me La Folle Salvajemente

    buen relato

  4. #4
    Pajillero Jungleland es una cantidad desconocida en este momento
    Fecha de ingreso
    13 jul, 08
    Edad
    29
    Mensajes
    19
    Post Thanks / Like
    Poder de reputacin
    0

    Predeterminado Re: Drogue A Mi Madre Y Me La Folle Salvajemente

    guay esta bien

  5. #5
    Pajillero elmagodeoz21 es una cantidad desconocida en este momento
    Fecha de ingreso
    07 jul, 07
    Mensajes
    19
    Post Thanks / Like
    Poder de reputacin
    0

    Predeterminado Re: Drogue A Mi Madre Y Me La Folle Salvajemente

    facinante. muy buen relato

  6. #6
    Pajillero nemesis666 es una cantidad desconocida en este momento
    Fecha de ingreso
    15 jul, 08
    Mensajes
    22
    Post Thanks / Like
    Poder de reputacin
    7

    Predeterminado Re: Drogue A Mi Madre Y Me La Folle Salvajemente

    Muy Bueno Te Sacaste Un 10

  7. #7
    Virgen juanjoose es una cantidad desconocida en este momento
    Fecha de ingreso
    31 jul, 08
    Edad
    25
    Mensajes
    19
    Post Thanks / Like
    Poder de reputacin
    0

    Predeterminado Re: Drogue A Mi Madre Y Me La Folle Salvajemente

    gran relato

  8. #8
    Pajillero tamakoxmokichi va por un camino distinguido
    Fecha de ingreso
    18 ago, 07
    Edad
    31
    Mensajes
    22
    Post Thanks / Like
    Poder de reputacin
    8

    Predeterminado Re: Drogue A Mi Madre Y Me La Folle Salvajemente

    Esta historia me la ha dejado ms csliente que el palo del churrero de mi pueblo

  9. #9
    Semental davisonte ser famoso muy pronto Avatar de davisonte
    Fecha de ingreso
    16 ago, 07
    Mensajes
    266
    Post Thanks / Like
    Poder de reputacin
    8

    Predeterminado Re: Drogue A Mi Madre Y Me La Folle Salvajemente

    Esta bueno el aporte... aunque debo decir que ya lo habia leido en otro lugar....

  10. #10
    Semental echv es una cantidad desconocida en este momento
    Fecha de ingreso
    11 jul, 07
    Edad
    64
    Mensajes
    281
    Post Thanks / Like
    Poder de reputacin
    8

    Predeterminado Re: Drogue A Mi Madre Y Me La Folle Salvajemente

    Buen relato

+ Responder tema
Pgina 1 de 5 1 2 3 4 5 ltimoltimo

Permisos de publicacin

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes