Tengo ya 36 años y lo que les voy a contar serán una serie de recuerdos que fueron ciertos. Cabe señalar que nunca fue sin consentimiento, desde los 11 años hasta los 18 que me independice todo fue por mutuo acuerdo entre las personas que estarán involucradas.

Empezaré desde mis 11 años

Cuando tenía 11 años vivía con mis padres, mis hermanos y mi hermana. ¿Cómo se dio? Claro que recuerdo el momento exacto que sucedió. Estábamos mi hermana y yo en el cuarto de estudio donde teníamos una televisión y una cama que era para invitados que usábamos cuando veíamos tele ahí. Mi hermano menor estaba con mis padres en su cuarto y mi hermana y yo en este que cuento. Recuerdo que ese fue nuestro primer acercamiento, yo estaba en la cabecera y ella estaba del otro lado de la cama, sus pies estaban a la altura de mi panza y los míos igual en su panza. Empezamos peleando con los pies en los comerciales y cuando empezaba la caricatura frenábamos la pelea. Fue ahí cuando empezamos que dejábamos los pies donde habíamos finalizado la pelea, en una de esas mi pie quedo en medio su vagina, no sé que pensé en ese momento pero comencé a mover mis dedos del pie justamente en su vagina, mientras veíamos la caricatura, al regreso de los comerciales volvíamos a pelearnos con los pies y cuando iniciaba la caricatura nos frenábamos con la diferencia que ahora busque su entrepierna y ella abría mas sus piernas para que siguiera con las caricias que le daban mis pies en su vagina, todo esto fue sobre la ropa, pero día a día lo seguimos haciendo, hasta que en una ocasión que puse mi pie, no había nada sobre ella y creo que ahí fue el punto de quiebre donde nuestras vidas cambiaron.

Después de ese encuentro, aprovechábamos para acariciarnos sin penetración, al tener ella 9 y 12, nuestros padres no sospechaban nada cuando nos perdíamos por horas en nuestra habitación jugando.

Otro momento que cambio fue cuando mi hermana encontró las películas xxx de mi padre. Ella era una especialista en hacer planes y no dijo nada hasta que mis padres tuvieron que salir y nos dejaron solos. Apenas se fueron me dijo que tenía que ver una película que le encontró a mi papa. Como les decía apenas se fueron mis papas, subimos rápidamente a su habitación donde estaba la única videograbadora VHS de la casa. Al entrar al cuarto corrió al armario de nuestro padre y saco un bolso blanco con muchos casetes, colocamos la primera que encontramos y lo primero que vimos fue a un tipo detrás de una mujer, la tenía en cuatro, jalándola el cabello como si fuera un caballo, la mujer de la película se voltea y lamía todo el pene hasta que este se venía llenándola el rostro de su leche.

Fueron minutos que vimos la película y salió lo que espera oír. Mi hermana, me dijo que si hacíamos lo mismo, le dije que claro. Lo primero que hicimos fue desnudarnos era la primera vez que lo hacíamos de frente, ella no tenía todavía nada de pecho, pero si tenía un culito respingon, era el único que había visto hasta la fecha. Yo por mi parte ya estaba muy empalmado, no tenía la gran verga, lo normal para mi edad. Así desnudos buscamos una escena que nos gustara a ambos. A mi me gustaban todas. Ella decidió otra escena de perrito, eligió una donde la protagonista tenía el cabello igual que ella, largo, lacio y negro. La escena empezaba con ella lamiéndole el pene desde la punta hasta los testículos, mi hermana veía la escena la pausaba y hacía lo que acababa de ver, después se volteaba y restregaba su culo entre el pene. igual mi hermana pausaba la película y la imitaba. En ese momento me di cuenta que a ella no le gustaba tanto el mamar verga (después supe que hasta la fecha es igual) pero eso si le encantaba que le rosaran su culo. En esa posición se quedo bastante tiempo, moviendo su culito de arriba hacia abajo, teniendo mi pene entre sus nalguitas, recuerdo que agarraba mis manos y las colocaba en sus pechos planos, porque lo había visto que lo hacía la actriz. Después de varios minutos se coloco en cuatro sobre la cama y yo detrás de ella. Al ver la película supe donde debía ir mi pene, así que lo deje recto y empuje la verdad en el primer punto donde entrará porque había dos y no sabía y no quería verme tonto. Así estuvimos hasta que comenzó a entrar, escuchándose al mismo tiempo y gemido de parte de mi hermana y un plop de su culito que fue por donde entro, yo solo le hacía para adelante queriendo meter todo, la que me regreso en mi fue mi hermana que me dijo que le hiciera como el tipo de la película que estaba moviéndose de atrás hacia adelante y comencé hacerlo, cambiando la sensación que tenía, no recuerdo bien la sensación que tenía en ese momento pero recuerdo que solo hacía lo mismo que en la película con la diferencia que jamás me había venido antes y no supe cuando parar viniéndome dentro del culo de mi hermana.

Mi hermana se desilusiono un poco porque no rendí lo del tipo, pero quedamos en intentarlo de nuevo y como si fuera un juego el cual debíamos de superar e igualar.

Después de ese día nada volvería a ser lo mismo... Si lo desean seguiré contando mis vivencias, con ella, mis primas y alguna que otras fantasías que he deseado que me sucedan.