+ Responder tema
Resultados 1 al 3 de 3

Tema: descubriendo el incesto familiar I

  1. #1
    Virgen dalenica89 es una cantidad desconocida en este momento Avatar de dalenica89
    Fecha de ingreso
    20 may, 11
    Mensajes
    20
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    8

    Cool descubriendo el incesto familiar I



    Madre: Angélica, edad 42 años, piel morena, nacionalidad venezolana, cabello negro hasta la cintura, 1,68 altura, medidas pecho 70, cintura 75, caderas 110, piernas esculturales y gruesas.
    Padre: Bruce, edad 46 años, piel blanca, nacionalidad colombiano, 1,75 de altura, cuerpo conservado, con algo de canas y una buena verga de 17 cm.
    Hermano mayor: Harold, edad 18 años, piel morena, colombo venezolano, 1,74 de altura, cuerpo marcado, varios tatuajes y verga de 20 cm
    Hermano menor: Fito edad 16 años, piel blanca, colombo venezolano, cuerpo de adolecente, verga de 16 cm
    Hermana: Andrea, edad 20 años, piel negra, es adoptada, colombo venezolana, cabello negro hasta los hombros, 1,72 altura, pecho 90, cintura 40, caderas 100, piernas gruesas y bien torneadas.
    I. cola de caballo negra como el incesto.
    Corría y sentía mis manos húmedas con mi propia leche, mi hermano mayor acaba de coger con mi madre, los pude observar desde la ventana de la habitación donde duermen mis padres, ella estaba sobre el cabalgándolo muy despacio con un movimiento lento de cadera mientras con sus dos manos se hace una cola de caballo en su cabello negro como el incesto entre madre e hijo, por la expresión en el rostro de Harold era muy placentera, mis ojos pasan del culo de mama, que se balanceaba sobre una profunda penetración con la verga de su propio hijo, los gestos que hacia mi hermano describían lo rico que se siente penetrar a mama, la sexualidad invadía la atmosfera, mi pene salto de mis calzones, mi corazón quería romper mi pecho, me tome la verga para masturbarme imitando el ritmo de cadera de mi madre, que ya daba brincos con la verga de Harold en lo profundo del su ser, - hay mamita – decía mi odioso hermano – mamita me aprietas mucho la verga, siento que se me derrite - mientras sostenía los pechos de nuestra madre, que dejaba ver su lado más caliente y sexual, ella fue la que nos dio la vida y ahora entrega a uno de sus hijos su húmeda vagina, se posiciono arrodillada con una pierna de cada lado de su hijo y aumento el ritmo de las penetraciones, escuche voces provenientes de los amantes y logre escuchar el canto de un ángel que sucumbe ante la tentación de ser una mujer de apetito sexual desbocado e incentivado por su familia – no te vayas a venir, aguanta mi amor….. ya estoy cerca…uhmmmmmm….hay tu pedazo de verga me hace venir a chorros, hay bebe, hijo mío me vengo, me vengo sobre la verga de mi hijo…….hijooooo…. - el sonido provocado por el choque de las carnosas nalgas de mi madre y los jugos que derramo sobre los huevos de su hijo, se confundía con los jadeos que dábamos los tres al unísono, mi hermano la tomo de las nalgas ayudándola a subir el ritmo de la penetración y en lo que parecía un cuadro del peor delito ante la sociedad, no soporte, me estaba viniendo, sentí que perdía el equilibrio, caí lentamente, la imagen incestuosa cada vez en un plano más inclinado del culo de mama rebotando con mucha violencia sobre la verga de Harold, siguió el golpe de mi cabeza contra el suelo, dejando un camino de leche que describía mi caída, no me detuve a lamentarme y de un brinco emprendí la carrera lo mas lejos posible de ese lugar, escuche de la habitación un grito de mi madre la cual lógicamente, se enteró que alguien espiaba como daba fuertes sentones a la verga de su primogénito, los cuales provocaban quejas de placer en su hijo mayor con 18 años de edad.
    II atrapado entre sus nalgas.
    Me dirigía sin rumbo fijo por las calles de mi barrio, solo caminando encontrándome una y otra en la ventana de mis padres llevado allí por curiosidad, morbo y rabia, Harold me especifico el lugar donde dejaría la cortina mal puesta para facilitar mi visión – Acuérdate el lugar, porque apenas salga papa mi mama saldrá con el gabán rojo, como señal de que quiere más verga y sin nada debajo más que ese ligero que hacen ver ese par de esculturales y gruesas piernas más sexys de lo que son-
    la figura de mi madre a pesar de sus 42 años está muy bien, pechos no muy grandes pero bien redonditos talla 34D, con una pancita que lejos de hacerla ver gorda pronuncia sus caderas grandes su mayor atractivo, su gran culo hace juego con un par de piernas capaces de parar el tráfico, muy bien puestas, todos los hombres siempre voltean a verla, sus nalgas son grandes, suaves al tacto, cálidas al besarlas y estrechas al hacerlas chocar al ritmo del amor incestual, pero tenía que negar esa barbarie de sexo prohibido, así que rápidamente reproche - pero mi papa siempre se la coge antes de marcharse, no te importa que esté llena de su leche-
    los gemidos que salían de la habitación matrimonial provocaron el encuentro incomodo de sus hijos tratando de espiarlos – así es más fácil penetrarla y además somos familia- me aleje de el mientras mi morbo aumentaba a niveles alarmantes.
    Al bajar de mi habitación a despedir a mi papa veo a mi madre exactamente vestida como dijo mi hermano, mi padre me da un beso en la mejilla y me dice – cuídate, pórtate bien y recuerda que tu hermano queda como hombre de la casa, trata de no molestar en lo posible a tu mama y deja de estar encerrado masturbándote en el baño-
    se acerca mi madre mirándome con un rostro sonrojado por un evidente orgasmo de hace poco le provoco la verga de mi papa, me da un beso en la boca y me dice – tranquilo a tu edad es normal que asfixies el ganso-
    Esas expresiones sucias me hacen calentar, el estímulo sexual va en aumento pues mi madre besa apasionadamente a mi padre en la boca, las miradas de sus hijos fueron directo a las manos del padre, quien pone sus manos bajo el gabán acariciando las nalgotas de su mujer, dejando que sus hijos vean donde termina el ligero e inician las mejores nalgas que han visto los tres machos de esa fogosa hembra.
    De entre miles de calles atravesadas sin norte propuesto, me encontré mi hermana Andrea ella tiene 20 años fue adoptada por mis padres, 2 años antes de que naciera mi hermano, no desaparecía de mi mente las imágenes de sexo, logre calmarme tomando un café con ella sin lograr entablar una conversación fluida, pues en los silencios entre la charla mi mente era tomada sin voluntad propia por el culo de mi madre, ese culo que tantas veces trate de rozar, pero me conformaba con obsérvalo sin perder detalle de sus movimientos, la inolvidable noche que por fin logre dormí con ella por los constantes viajes de papa y que ese privilegio se guardaba los últimos años solo para mi hermano mayor, esa noche mama se acostó con un camisón que logre a media noche subirle, encontrando el culo de mi delirio vestido únicamente con un hilo negro que se perdía entre ese mar de nalgas y en sus costados las tiras que lo sostenían a su cintura, lentamente los desamarre y tire de ellos quedando el tanga atrapado entre sus nalgas, en ese momento mi madre hizo un movimiento para que el hilo saliera de sus nalgas, sin pensarlo comencé a masturbarme bajo las cobijas, mientras mi madre movía su culo tratando de acomodarse, por mi pensamiento no cruzaba que se encontrara despierta, con cada movimiento que hacía, acercaba su cuerpo al mío, hasta que sus nalgas quedaron pegadas a mí, yo no paraba de hacer movimientos fuertes con mi mano en la verga, llegue rápidamente al éxtasis y entre convulsiones de orgasmo, pude contener un grito de placer, mientras recuperaba la cordura, vi que mi madre tenía leche en sus nalgotas pero aun sabiendo esto, tarde en recuperar el aliento cerca de 5 minutos, mi madre se levantó me miro, yo inmediatamente me hice el dormido, ella se acercó me dio un beso en la frente rozando mi pecho con sus lindas tetas y fue al baño, será que descubrió que me estaba masturbando? Por qué movía el culo? Muchas preguntas las cuales se perdieron en los sueños de incesto.
    III el hilo que va a usar
    Descubrí que mi hermano decía la verdad cuando me comentaba que quería coger a mama, yo reía y le decía que no tratara de engañarme como cuando estábamos en edades infantiles, el solo decía – no sabes lo suaves y frías que tiene las nalgas mama, por eso hace que se las acaricie o abrace, siempre quiere que este cerca de ellas para calentarlas-
    -estas loco, mi mama no te deja hacer eso-
    -que no, jajaja – esa carcajada me causa repulsión, es la forma en que logra molestarme- viste que preparo el desayuno con el pijama de licra trasparente con esa tanguita blanca- es cierto ella solo se viste así cuando esta mi padre y el cual se encontraba en estos días en casa, razón de que mi madre siempre estaba caliente y mi padre le metía mano sin disimulo delante de sus hijos, en ocasiones delante de toda la familia, en el matrimonio de una prima no les importo estar en la pista de baile, con los ojos de toda la familia en ellos, recuerdo que no es el único episodio sexual con ella, bailaba muy pegada a su suegro ( padre de mi papa), en una ocasión me pareció que un hermano de mi padre le chupaba los senos afuera de la reunión con la excusa de salir a fumar, yo estaba muy chico, no entendía muy bien que sucedía.
    -esta papa en casa y sabes que el la hace vestir así- cosa a la cual nos acostumbramos desde muy chicos, mi padre la hace vestir short muy cortos los cuales dejan una parte de sus grandes nalgas al descubierto, escote pronunciado o licras muy ajustadas sin sostén, mi madre tiene unos pezones redonditos que se pronuncian siempre que está siendo observada por la familia en pleno.
    - pues cuando el sale a tomar café o caminar, ella me pide ayuda para escoger su ropa y ……- y que idiota- vocifere enojado - y el hilo que va a usar-
    IV La humedad de su beso.
    Andrea no da más vueltas al asunto y me pregunta que me sucede, luego de tratar de desviar el tema fue inevitable confesarle el incesto del que fue testigo, para mi sorpresa no se escandaliza, ni siquiera se enoja, ella es muy calculadora siempre actúa como disputando una partida de ajedrez, solo me dice – ni una palabra de esto a nadie, ni se te ocurra decirle a papa, déjame atiendo este asunto, ya sabes ten la boca cerrada y te lo compensare de mejor forma que mama a nuestro hermanito- la humedad del beso que me dio Andrea afirmo mi compromiso de silencio, para rematar susurrando a mi oído – se que te has estado masturbando con mis ropa interior, si guardas silencio, un día de estos encontraras estás en tu cama- dirige mi mano a su entrepierna, siento la textura del tanga que lleva, con mi mano en su pubis subo la falda para ver cuál tanga era, suponiendo el color es igual al de su corto vestido - asegúrate de empaparlas bien con tus mocos y regresarlas a mí como haces siempre - mientras se alejaba de mi con su vestido rosa ajustado a su cuerpo de instructora de yoga, curvas perfectas que seguían un gran culo como buena negra latina que se respete, el hilo rosa también fue desapareciendo mientras bajaba su vestido, levantándose de la mesa y dejando un par de nalgas morenas perfectas tras la fina tela, las botas negras resaltaban un par de piernas largas como la erección que desaparecido solo ante la puerta de mi casa.
    Entre rápidamente y fue evidente que me encontraba solo en ese momento en casa, cruzo el lugar en el que observe el incesto más excitante de mi corta vida, mis pensamientos sexuales hacia mi madre eran muy fuertes, era una obsesión para mi lograr tener esas nalgas sobre mí, porque mi hermano si y yo no, acaso me falta experiencia, estaba dispuesto a obtenerla a cualquier costo, solo por mi mama, el olor se sus pantis me hacía perder el control, el encaje que hace poco estaba sobre su cuerpo, se encontraba sobre mi nariz y con otro de sus tangas me halaba el pene, hasta empaparlo de mi leche.

    V. la familia incestuosa a la que pertenezco
    El eventual viaje de mi hermano, a pasar vacaciones donde mi tía Janeth (hermana de mi padre, madre soltera, 1 hijo Ricardo de 15 años y ella con 35 años) fue sorpresivo, el mismo me dio la noticia – Enzo, eres un idiota, por tu culpa tengo que salir de la ciudad, no termine de culiar a mama, ella entro en pánico se puso su ropa y me saco corriendo de casa, cuando regrese ya tenía mis maletas listas, cambiaron las cerraduras de toda la casa y escúchame bien idiota, si se entera mi madre que yo deje que nos espiaras, te parto la cara- acto seguido me propina un par de golpes – eso fue porque no pude venirme en mama - la casa entro en una especie de cuarentena, mi madre permanecía encerrada en casa por temor, ya que no se conocía el nombre del espía.
    Llegue a casa una tarde, con la firme intención de lograr ver a mi madre o robar uno de sus tangas, pero lo que sucedió fue mucho mejor, logre escuchar a mi madre hablando con la tía Janeth por teléfono.
    -Lo se Janeth, no debí sentarme sobre su verga, pero no sé por qué perdí el control con Harold- para mi vista mi madre se aplicaba crema por todo su cuerpo, solo tenía puesto el sostén y tenía la llamada en altavoz
    -Tienes que controlarte, una cosa es sacarles la leche a pajasos y otra es dejarlos que penetren a su madre- mis ojos se perdían en la manera que mi madre se tocaba las nalgas, dejándolas rebotar con el paso de su mano.
    -Para ti es fácil Ricardo aun es menor y sabes que así no consiguen hacerme venir, no soportan mis sentones, en cambio Harold ya está en edad y vaya que soporta un buen ritmo – mis impulsos, me llevan a masturbarme en el mismo lugar donde observe a mi madre culiarse su hijo mayor, desde ese día se convirtió en mi mayor reto, voy conociendo como le gusta ser follada.
    -Ricardo es muy caliente, no le gustó la idea de que llegara Harold, tiene por costumbre que lo desleche dos o tres veces al día, pero ahora le va a tocar sacársela el mismo, porque te voy a hacer el favor de enseñar bien a Harold como culiar con una verdadera hembra- me corte el pajaso, mis sentidos no daban crédito a lo que escuchaba, así que decidí acercarme un poco más para no perder detalle de la charla sacrificando el paisaje.
    -Gracias cuñadita, jajajajaja….. trata de que aprenda a aguantar sin venirse y que aprenda a embestir como un toro, así como enseñaste a mi esposito- cada vez quedaba más desconcertado, papa se folla a su hermana, que forma de descubrir que las mujeres de mi familia están enfermas por el incesto.
    -Jajajaja… sabes que fue gracias a mis tías, las hermanas de mama, que él es un buen follador, yo solo lo deje practicar su resistencia sexual conmigo, mientras tenía unos buenos orgasmos.- tenía que encontrar la manera de hacer parte de la tradición familiar, sentí un nuevo aire al saber que no era imposible que mama me dejara penetrarla.
    -Ahora me preocupa quien me espiaría mientras cabalgaba a Harold, no sé qué hacer cuñada- la puerta principal fue abierta y la voz de Andrea corto el momento más revelador sobre la familia incestuosa a la que pertenezco, mi madre termino la conversación con la tía Janeth y salió a saludar a mi hermana, sin vestirse, mis ojos desorbitados por el movimiento de las nalgas morenas de mi madre, me oculte previniendo que alguna de las dos conociera mi presencia.
    -Hola Andre, sabes dónde está mi cachetero de encaje violeta, no logro encontrarlos- dos hermosas mujeres delante mío mi hermana que con sus yogapants, dejaba en claro que tenía un buen culo capaz de competir con de mi madre.
    -No lose madre, pero lo que se, podría cambiar esta familia- mi madre abrió la nevera para tomar algo de jugo de la parte baja de la nevera, dejando desde mi punto de visión, su culo en su máximo esplendor, de el asomaba un chochito divino a la vista.
    -Que te sucede no me hables en ese tono señorita, necesito que llames a tu hermano, vamos a ir de compras los tres, necesito nueva lencería para el regreso de tu padre, mi lencería se ha estado ensuciando extrañamente - eran buenas noticias, ese era otro trabajo de mi hermano, solo consiste en acompañarlas y darles una opinión que tal les quedan sus tangas, babydoll, bikinis, corpiños, ósea todo tipo de ropa sexy.

    Continuara…..
    espero criticas constructivas para preparar la segunda parte.
    DLNC.

  2. Thanks arcaraba Ha dado Gracias por este Post
  3. #2
    Follador veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante
    Fecha de ingreso
    06 jun, 12
    Mensajes
    187
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    13

    Predeterminado Re: descubriendo el incesto familiar I

    Como crítica constructiva, puedo decirte a tí y a otros que publican los relatos como tú, que para la segunda parte, intentes editar el texto de forma que sea más facilmente legible, separando los párrafos, lo que invitaría más a su lectura ya que es una pena que buenos relatos no acaben leyéndose por culpa de un mal editado a la hora de publicarlo.
    Puedes darle a previsualizar antes de enviar y ves como va a quedar el texto e ir arreglándolo para que tenga una mejor composición.
    Es un consejo que me permito darte a tí y otros que desgraciadamente lo hacen igual mermando la calidad de los relatos y de la página.

  4. #3
    Virgen dalenica89 es una cantidad desconocida en este momento Avatar de dalenica89
    Fecha de ingreso
    20 may, 11
    Mensajes
    20
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    8

    Predeterminado Re: descubriendo el incesto familiar I

    gracias, lo tendré en cuenta y mas si es de tu parte, tus relatos son los mejores.

  5. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
+ Responder tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes