+ Responder tema
Resultados 1 al 5 de 5

Tema: Mi hermanita de 12...mi vaquita chichona 5 (Foto)

  1. #1
    Principiante tezcatlipoca12 es un faro de luz gloriosa tezcatlipoca12 es un faro de luz gloriosa Avatar de tezcatlipoca12
    Fecha de ingreso
    24 jul, 12
    Mensajes
    65
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    7

    Predeterminado Mi hermanita de 12...mi vaquita chichona 5 (Foto)






    Las cosas estaban saliendo perfectas, con la excusa del masaje yo tenía vía libre para sobar y chupar el delicioso cuerpo de mi pequeña vaquita de solo 12 años y no solo eso sino que además me hacía unas pajas de antología entre sus gordas ubres, dejándoselas bañadas en semen y ella no se enteraba de nada.
    En su inocente cabecita las cosas que le hacia su hermano no eran malas, eran para ayudarle a bajar de peso.

    Pero aunque todo eso me encantaba yo quería más, quería jugar con su vagina, quería que me hiciera una mamada, quería follarmela por todos sus orificios, pero la actitud de ignorar toda insinuación sexual de mi hermanita, más el poco tiempo que teníamos a solas en la casa lo complicaban.

    Por eso esperaba a que llegaran las vacaciones de verano, sabiendo que tendría mucho tiempo a solas con vaquita, suponía que algo podría lograr con ella.
    Y efectivamente lo logre, pero pasaron muchas cosas que nunca planee.

    Para empezar, recién iniciadas las vacaciones, nuestro tío, hermano de mi mamá le ofreció a vaquita un trabajo de niñera cuidando a nuestra prima pequeña, pues su esposa saldría de viaje de trabajo.

    Por lo que vaquita se pasaba las mañanas en casa de los tíos cuidando a la primita, lo que disminuyó el tiempo que pasaba a solas con vaquita.

    Afortunadamente llegaba a casa un par de horas antes que mamá, lo que nos daba tiempo para nuestras sesiones de masajes.

    -vaquita, debemos aprovechar que estas de vacaciones para hacerlo todos los días, le propuse al segundo día y ella acepto sin problemas, por un lado lo hizo porque ella decía que de verdad los masajes le estaban sirviendo para adelgazar, pero también sé que acepto porque ella lo disfrutaba mucho.

    Desde que empecé a chuparla era muy claro que vaquita se ponía muy cachonda, sobre todo cuando mamaba de sus ubres como becerrito...y lo digo así porque bromeábamos con eso.

    -ahora soy como un becerro que chupa las ubres de la vaca, le decía siempre que empezaba a chupar sus tetas.

    -muuuu...hayyy...muuuu...Siiii....hay...eres mi becerrito...muuuu.

    Que vaquita dijera eso mientras gemía solo me ponía más caliente.

    Y es importante decir que gemía, porque de verdad que cada vez le costaba más callarse, el pequeño cuerpo de mi hermanita se retorcía mientras yo le chupaba cada rincón de piel. Y así todos los días durante casi una hora hasta que llegaba mamá.

    En el estado de éxtasis y emoción que me tenía toda la situación, no me di cuenta de que vaquita se empezó a comportar de forma distinta.


    Tarde logre darme cuenta de que siendo tan inocente y estando tan rica, yo no era la única persona que intentaría seducirla, alguien más lo estaba haciendo. Lo que quebró la mente de mi hermanita, entre los dos la pervertimos y acabo el verano siendo una putita.

    Para empezar comenzó a cambiar su forma de vestir, con ropa más sensual y casi toda nueva, dejando de vestirse como niña.

    Se veía nerviosa y desvelada, como ansiosa y es que su pequeña mente tenía muchas cosas nuevas que procesar.

    Hasta que un día, mientras veíamos la tv, arrojo la pregunta que lo inició todo.

    -hermanito ¿qué es la cosa blanca que les sale a los hombres del pene?

    Me asuste pues pensé que vaquita había descubierto lo que en realidad le hacía cunado le daba los masajes.

    -¿por qué lo preguntas? ¿Que viste?

    -¿me prometes no decirle a nadie?

    -claro.

    Tras dudar un momento me dijo:

    -es que una amiga de la escuela me conto que hace unos días sin querer vio a un señor que se estaba agarrando el pene, me dijo que se le veía raro porque estaba muy grande y duro, el señor se lo estaba acariciando hasta que le salió una cosa blanca, mientras que el gritaba mucho ¿eso es normal?
    Como me sentí aliviado de que su pregunta no tuviera nada que ver con los masajes, no se me ocurrió preguntarle más detalles de la historia.

    Esa tarde vaquita y yo hablamos por primera vez de sexo.

    Le explique que el hombre se estaba masturbando y le hable sobre el semen y los espermatozoides vaquita empezó a hacer preguntas de el por qué el hombre lo hacía.

    Me costó que entendiera que era algo que tanto mujeres como hombres hacíamos cuando estábamos excitados, lo curioso es que vaquita no entendía por que las personas se excitan.

    -oye hermano ¿tú crees que alguien se pueda excitar con mi cuerpo?

    -claro que si vaquita, eres hermosa y tus ubres excitarían a cualquier hombre.

    -pero a ti no te excitan, me dijo.

    -pues la verdad es que sí.

    Note que esto le sorprendió mucho, así que le aclare que aunque fuéramos hermanos no había nada de malo con ello, al final ella no le dio mucha importancia a mi comentario y me quedo claro que no entendía que hace que alguien se excite, ni como se sabe si alguien esta excitado.
    La plática se vio interrumpida con la llegada de mamá a la casa así que debimos posponerla.

    Al día siguiente mientras estaba solo en la casa, pensaba mucho en la razón por la que mi hermana tendría ese tipo de dudas y tratando de averiguarlo entre a su cuarto, para mi sorpresa encontré un iPad escondida bajo su almohada.

    La sorpresa era porque vaquita no tenía iPad ¿de dónde la había sacado? Y más increíble fue cuando revise el historial de navegación.
    Resulta que mi hermanita había pasado la noche leyendo sobre sexo, masturbación, excitación femenina etc. Su búsqueda la había llevado a ver videos porno. ¿Qué estaba pasando con ella?

    En cuanto llego a casa vaquita abrió la puerta con cara de consternación me dijo que necesitaba hablar conmigo, preocupado le dije que sí.

    -últimamente me han pasado cosas extrañas, me dijo, me he dado cuenta que me gustan mucho tus masajes, pero siempre que acabas me siento rara, no he podido dormir y mi cuerpo esta extraño siempre, siento calor y mi vagina se moja...y no sé qué hacer, dijo afligida.

    Me tomo por sorpresa, pero me alegro, me di cuenta que la pobre vaquita sufría porque mis masajes la sobre excitaban, pero ella nunca terminaba y eso le estaba afectando. Y esa era la oportunidad que yo estaba buscando.

    -hermanita, vaquita hermosa, lo que te pasa es normal, ocurre que cuando te acaricio y chupo el cuerpo te excitas, pero te quedas así, lo que necesitas es tener un orgasmo y eso te calmara.

    -pero ¿cómo?

    -No te preocupes vaquita, tu hermano te va a ayudar, pero necesito que hagas todo lo que te pida.

    -Mmmmmm no sé

    -tranquila tu confía en mí, si algo no te gusta me detendré y sin decir nada más la tome de la mano y la conduje a mi cuarto.

    -¿me vas a dar otro masaje? Pregunto cómo extrañada.

    -si preciosa pero esta vez será un poco distinto.

    Y de nuevo vaquita ciegamente creyó en todas mis palabras, regalándome una de las mejores tardes de mi vida.

    Al fin mi deliciosa hermanita se iba a entregar a mí.

    Empecé a desnudarme y ella al saber perfectamente que hacer también se quitó la ropa quedando solo en braguitas y así avanzo a la cama lista para empezar el masaje.

    -espera le dije, esta vez también debes quitarte las bragas.

    -¿por qué?

    -por qué ahora los dos nos desnudaremos por completo, es necesario hacerlo así, le dije al tiempo en que me quitaba la ropa interior y quedaba por primera vez totalmente desnudo ante mi hermana pequeña.

    Pude notar que vaquita se incomodó un poco y se asustó al ver mi enorme erección.

    -¿estas...excitado? Pregunto nerviosa.

    -claro que si vaquita, tú me excitas, ya te lo había dicho...y me excita en masaje que te voy a dar.

    Yo me había desnudado despreocupadamente, porque sabía que ella ya había visto vergas en el porno, lo que no sabía es que en realidad era la segunda verga que tenía enfrente.

    La abracé y le repetí que se calmara, le dije que ahora iba a excitarla a ella también y tomando su carita con una mano le di un beso, no el típico beso de hermanos de siempre, este era un beso de amantes.

    Al principio vaquita se sorprendió mucho, pero poco a poco se relajó y me contesto el beso y de forma inesperada me estaba dando un gran beso, con lengua y todo, era obvio que ya tenía experiencia dando besos cachondos.

    Nos besamos por varios minutos, abrazados, ambos suspirábamos evidentemente excitados, mis manos le acariciaron la espalda bajando a sus nalgas, amasándolas mientras que yo empujaba mi pelvis contra su cuerpo para que sintiera mi erección.

    Mis manos no se quedaron quietas y tras jugar con sus nalgas se fueron a sus hermosas ubres, lo que le gustó mucho y la excito todavía más.

    La deje de besar solo para arrodillarme frente a ella y bajarle las bragas, vaquita no hiso nada para impedirlo, así que ante mi apareció por primer vez su hermosa conchita de nena, con muy poco vello púbico y muy cerradita.

    Decidí atacar ese chochito al final así que poniéndome de pie reinicie el beso, pero la lleve a la cama, donde nos acostamos totalmente desnudos.
    -voy a mamarte las ubres vaquita

    -si hermanito chúpalas como becerro, me dijo fuera de sí, vaquita estaba empezando a convertirse en una putita.

    Ya había chupado esas ubres gordas muchas veces, pero era la primera vez que ambos éramos conscientes que lo hacíamos por placer, no como tratamiento para bajar de peso.

    Para mi sorpresa, mientras yo chupaba las perfectas tetas de mi hermanita y ella gemía, su manita tímidamente fue hasta mi polla y la sujeto tras acariciarla un poco, pero no solo eso, sino que empezó a hacerme una lenta paja.

    La sensación de placer que recibí con sus ubres en la boca y su manita masturbándome fue tanta que no me detuve a pensar que lo estaba haciendo muy bien, demasiado para una nena que no lo hubiera hecho antes.

    Lo único que atine a pensar fue en devolverle el favor, aso que lleve mi mano al único rincón de su anatomía que no había tocado hasta ahora, la virgen conchita de vaquita.

    Al momento que toque ese hermoso manjar, el cuerpo entero de vaquita se tensó, yo pensaba que siendo tan tímida como había demostrado me impediría tocar su vagina, pero de verdad que mi hermanita parecía necesitarlo, por lo que se dejó hacer todo lo que quise.

    Escuchando sus deliciosos quejidos me dedique a mamar sus ubres, mientras mi mano acariciaba su delicada vagina, pellizcando su clítoris e incluso mis dedos se asomaron a su rica cuevita de placer.

    Ella dejo de masturbarme y se dedicó a disfrutar de todo lo que le estaba haciendo, hasta que logre arrancarle su primer orgasmo, fue una explosión de placer, vaquita se convulsionaba sobre la cama y sus gritos podían escucharse por toda la casa, pude sentir como su vagina se empapaba de jugos.

    La deje descansar un poco y retome los mimos que le hacía a su delicioso cuerpo durante bastante tiempo más, logrando que vaquita se viniera un par de veces, quedando agotada sobre la cama, sudada pero feliz.

    -¿Te gusto vaquita?

    -Muuuu, contesto con una enorme sonrisa en la cara.

    -Bueno hermanita ahora necesito que tú me hagas acabar a mí y sin pedir permiso me senté sobre su abdomen, y le ordene que apretara sus ubres.

    Me parece que en ese momento vaquita entendió que es lo que le había estado haciendo durante los masajes, pero no dijo nada me obedeció y observo entre excitada e interesada como su hermano le follaba las tetas.

    Si bien ya se lo había hecho otras veces, el que vaquita supiera que estaba ocurriendo me dio más morbo así que aguante muy poco y me vine sobre ella, pensé que era la primer vez que vaquita veía el semen, no tenía idea de que mi hermanita ya había visto bastantes corridas anteriormente.

    Nos quedamos un rato abrazados en la cama, felices y cansados, vaquita se acariciaba los pechos, jugando con el semen sobre ellos.

    -¿Ya te sientes más tranquila? Le pregunte

    -Si hermanito, tenías razón, lo necesitaba mucho.

    Me pregunto por qué me había masturbado con sus pechos, le dije que era por lo deliciosos que los tenía y que siempre había deseado hacérselo, a lo que me pregunto si me había gustado y si pensaba que otros hombres querrían lo mismo, a las dos cosas conteste que sí.

    -Hermano ¿tú sabes a que sabe el semen?

    -Jajaja claro que no vaquita nunca lo he probado.

    -¿Es verdad que a las mujeres les gusta?

    -Pues sé que sí, hay muchas mujeres a las que les gusta, le dije con morbo, pues me estaba gustando para donde iba la conversación... ¿por qué no lo pruebas?

    De nuevo la excitación del momento me nublo la mente y no se me ocurrió investigar por qué vaquita hacia estas preguntas.

    Tome un poco del semen que tenía sobre sus pechos con un dedo y se lo lleve a la boca.

    Vaquita no lo pensó mucho y chupo mi dedo.

    -mmm...no me sabe a nada.

    -a lo mejor es que necesitas probarlo recién salido de mi pene, le dije ya muy excitado. Mira lo que tienes que hacer es meterlo en tu boca y chuparlo hasta que salga.

    -¿ósea sexo oral? Mmmmmm no se hermano, creo que me da un poco de asco.

    - te va a gustar mucho vaquita, es todavía más rico que lo que acabamos de hacer, mira te lo voy a hacer yo primero, le dije al tiempo que me situaba entre sus piernas sin resistencia de su parte.

    -¿qué me vas a hacer?

    -pues seré de nuevo tu becerrito pero ahora voy a mamarte la vagina y le abrí los muslos dándole varias lamidas a su deliciosa conchita.

    -hayyy...hermano...hoooooo...que rico...Mmmmmm...Se siente muy rica tu lengua...


    -¿te gusta vaquita? ¿Te gusta que mame de ti como becerro? Le pregunte mientas me comía ese delicioso manjar, separando los labios mayores y hundiendo mi lengua hasta el fondo.

    -Huyyy...si...me gusta...me gusta mucho...que seas mi becerro y me mames...hayyy...Siiii...soy tu vaquita...Siiii

    -muge vaquita.

    -haaaaa....muuuu...muuuu....haaaa...me vengo....me vengoooo.

    Nunca había visto así a vaquita, estaba vuelta loca, gozando como verdadera putita la mamada que le hacia su hermano y yo feliz me bebí sus jugos.

    Tras su orgasmo le dije que ahora te toca a ti y me acomode en la cama, vaquita se acostó boca abajo entre mis piernas, tomo mi verga e inicio una masturbada.

    Ahí si era inexperta por lo que debí darle explicaciones de que hacer.

    Me sentí en la gloria cuando su lengua comenzó a pasar por mi glande, le dio besos al tronco y a mis huevos y finalmente se metió mi verga a la boca, subiendo y bajando la cabeza lograba meterse un poco más de la mitad, mientras sus manos me pajeaban lo demás.

    Aunque me lastimaba un poco con los dientes y era claro que no sabía bien lo que hacía, me dio una mamada bastante buena y al final dejo que me viniera en su boca, degustando mi semen.

    -así vaquita hermosa, trágate toda mi leche...haaaa....si vaquita...asiiiiii.

    Fue brutal y a los dos nos encantó y desde esa tarde se acabaron las mentiras durante los masajes, porque si bien todavía se los daba, ahora solo eran los preliminares, al final hacíamos deliciosos 69 y ambos nos bebíamos los orgasmos del otro.

    Así pasamos el verano, yo ya le había propuesto penetrarla pero esa idea le dio miedo, así que pensé que solo era cosa de esperar un poco más.

    Pero no todo era miel sobre hojuelas, me había dado cuenta por comentarios que hacia mi hermana, que no era el único que gozaba de ella y al final mis sospechas apuntaron a un solo lugar.

    Una mañana sin decirle a nadie me cole a la casa de mis tíos para ver que estaba pasando.

    Nada en el mundo me habría podido preparar para lo que vi ese día...



  2. Thanks conde15, vmvusa2006, nomada2011, Sortsistros Ha dado Gracias por este Post
  3. #2
    Virgen jclmg1984 va por un camino distinguido
    Fecha de ingreso
    28 oct, 14
    Mensajes
    20
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    4

    Predeterminado Re: Mi hermanita de 12...mi vaquita chichona 5 (Foto)

    Sigueeeee no pares!

  4. #3
    Follador vmvusa2006 va por un camino distinguido Avatar de vmvusa2006
    Fecha de ingreso
    06 mar, 08
    Mensajes
    138
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    11

    Predeterminado Re: Mi hermanita de 12...mi vaquita chichona 5 (Foto)

    muy buen relato que lindo cojerce a la hermanita de 12 añitos mas q se achichonita

  5. #4
    Virgen G@turro25 es una cantidad desconocida en este momento
    Fecha de ingreso
    26 mar, 18
    Mensajes
    14
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado Re: Mi hermanita de 12...mi vaquita chichona 5 (Foto)

    Esa foto es genial

  6. #5
    Virgen Mgrande es una cantidad desconocida en este momento
    Fecha de ingreso
    29 may, 18
    Mensajes
    11
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado Re: Mi hermanita de 12...mi vaquita chichona 5 (Foto)

    Excelente post

+ Responder tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes