+ Responder tema
Resultados 1 al 10 de 10

Tema: El regalo de Navidad

  1. #1
    Follador veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante
    Fecha de ingreso
    06 jun, 12
    Mensajes
    187
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    13

    Predeterminado El regalo de Navidad

    Éramos una familia normal, con un hijo de 14 años y una hija de 11, la edad que tenían en ese momento en el que supongo que dejamos de ser una familia como las demás, para convertirnos en una familia envidiada o denostada por quienes conozcan nuestra historia, según su forma de ver la vida y disfrutar de ella.


    El caso es que llegaron unas navidades como otras cualquiera de las que habíamos pasado juntos, con celebraciones familiares y regalos para los niños, pero en esta ocasión, las cosas económicamente no nos iban muy bien, con los dos en paro y teniendo que ajustar mucho el dinero, por lo que mi marido y yo dudábamos sobre que regalar a nuestros hijos y que ellos no se sintieran decepcionados, ya que las cosas que nos pedían, se salían de nuestro presupuesto.


    Así fue como en una noche que estábamos en la cama hablando de ello, mi marido, no sé por qué, se le ocurrió decirme:


    .- ¿Qué te parece si a Daniel le hacemos el regalo de que pueda estar con una mujer y desvirgarse con ella?


    .- ¿Qué dices? ¿Estás loco, si sólo tiene 14 años?


    .- Sí, pero ¿no te das cuenta de que está haciéndose pajas todo el día?


    .- Ya me he dado cuenta, claro, con todas las manchas de semen que tengo que limpiar, pero no sé de dónde vamos a sacar a una mujer para que se acueste con él, me parece una locura todo esto.


    .- Es que yo no hablaba de buscar a nadie. Esa mujer podría ser tú.


    .- ¿Cómo? Bueno, tú has perdido el juicio ya totalmente, no sé qué te ha pasado para proponerme estas cosas.


    .- No me digas que no te has fijado en cómo te mira tu hijo cuando te ve desnuda por casa.


    .- Sí, es verdad, pero será porque está creciendo y yo no me he dado cuenta de eso. Tendré que tener más cuidado ahora en casa para que no me vea así.


    .- Mira, cariño, los chicos a esas edades tienen fijación por sus madres y se masturban pensando en ellas.


    .- ¿Quieres decir que Daniel se masturba porque yo le estoy excitando?


    .- Pues claro, parece mentira que seas tan ingenua.


    .- ¿Cómo voy a pensar eso de mi hijo? Las mujeres no somos tan obsesas por el sexo como vosotros.


    .- Sí, créeme que es así, Yo hacía igual a su edad.


    .- Ya, pero no creo que por eso, tu madre te dejara follarla.


    .- No, pero ya me hubiera gustado.


    .- Cómo sois los hombres, que barbaridad.


    .- ¿Entonces qué te parece si le das una alegría al chaval y le haces un hombre? .- ¿Qué me va a parecer? Pues mal, muy mal. No estoy dispuesta a hacer algo así. .- Pues a ver que hacemos, porque se acerca el día y no tenemos nada para él.


    .- ¿Y la niña qué? Porque estamos igual, sin nada para ella tampoco.


    .- La podemos hacer el mismo regalo.


    .- ¿Cómo que el mismo regalo? No te entiendo nada hoy. ¿No estarás insinuando lo que estoy pensando?


    .- Bueno, y ¿por qué no? A ella también la encantaría algo así.


    .- Sí, seguro, claro, pero el regalo para quien es ¿para ella o para ti?


    .- Si te pones así, para los dos, tengo que reconocerlo, pero no mientas tú tampoco y no me digas que la idea de disfrutar de tu hijo va a ser un sacrificio para ti.


    .- Hombre, un sacrificio no, pero es que es algo que no debe hacerse.


    .- ¿Y quién dice eso? ¿Qué tienen que opinar los demás sobre lo que pasa en nuestra casa?


    .- No sé ni por qué te escucho. Lo de mi hijo puedo llegar a entenderlo aunque me parezca mal, pero nuestra hija es demasiado pequeña todavía.


    .- Bueno, puede que sea así, pero no la voy a desvirgar si ella no quiere, sólo la dejaré jugar conmigo y que se divierta todo lo que quiera.


    .- Eso es más razonable. No sé por qué me estoy dejando convencer para hacer esta locura tuya.


    .- Nos lo pensamos bien y si no vemos otra cosa mejor, lo hablamos.


    Pasaron los días y en mi cabeza se había convertido en un pensamiento permanente el hacer ese regalo tan especial a mi hijo, y según se acercaba la fecha, mi morbo iba aumentado de tal forma que ya no me dejaba pensar como una madre normal y la idea de mi marido ya no me parecía tan irrealizable.


    Cuando llegó el día, lo volvimos a hablar mi marido y yo y acordamos que lo haríamos de esta forma, para gran alegría suya que no esperaba mi decisión favorable, así que decidimos comunicárselo a nuestros hijos.


    Los reunimos en el salón y les dijimos:


    .- Este año ya sabéis que andamos bastante mal de dinero, pero no hemos querido dejaros sin regalo de navidad y después de hablarlo entre nosotros hemos pensado en un regalo para ti, Daniel, que seguro que estás deseando mucho.


    Nuestro hijo nos miraba con cara de sorpresa y bastante confundido por esta situación tan insólita de no saber a qué regalo nos estábamos refiriendo, mientras su hermana nos miraba también expectante, preguntándonos nuestro hijo:


    .- ¿Qué regalo es?


    .- ¿No te lo imaginas?


    .- Ni idea.


    .- El regalo es follar con tu madre (le dijo su padre).


    Daniel se quedó con la boca abierta, sin saber que decir, pensando que le estábamos gastando una broma, pero poniéndose colorado a la vez, tan sólo de pensar en que eso podía ser posible.


    .- ¿No te gusta el regalo?


    .- Sí, pero……. ¿es que a ti te parece bien, papá?

    .- Sí, lo hemos decidido los dos, pero para tu hermana tenemos otro regalo también.


    .- ¿Qué regalo? (preguntó inocente, la niña)


    .- Lo mismo que a Daniel, pero conmigo ¿Lo quieres?


    Nuestra hija reaccionó de forma diferente a su hermano, poniéndose a reír nerviosa, diciendo:


    .- Pero yo soy una niña, jaja.


    .- Sí, lo sabemos, pero sólo harás lo que te apetezca a ti. Yo no te voy a obligar a hacer nada.


    A nuestra hija le cambió la cara, porque se dio cuenta de que la cosa iba en serio y entonces ya le entró la vergüenza sólo de imaginar lo que haría con su padre.


    .- Entonces, ¿qué?, ¿os gusta vuestro regalo de esta Navidad?

    .- A mí sí. (Respondió Daniel con entusiasmo)


    .- A mí también (dijo su hermana, más tímida)


    Diciéndole yo a Daniel:


    .- ¿Vamos a mi cama?


    .- Bueno, vale.


    Ya en la habitación, me puse a desnudarme, y cuando quedaron mis tetas al descubierto se quedó mirándolas fijamente, invitándole yo a tocarlas:


    .- Acaríciame, chúpamelas, haz lo que quieras con ellas.


    Mi hijo empezó a tocarme las tetas, masajeándolas entusiasmado, chupándome los pezones mientras yo le acariciaba también la cabeza y el resto de su cuerpo hasta llegar a su pene, totalmente erecto, que saqué del pantalón y se lo agarré fuerte con una mano, estremeciéndose él, por lo que no quise tocárselo demasiado para que no se corriera tan pronto, como adiviné que haría en una situación así, tan excitante para él. Primero quería metérmelo en la boca, saborearlo y chupárselo con suma delicadeza en esa primera vez que lo tenía en la boca de una mujer.


    Luego me quité el resto de la ropa, tumbándome en la cama y abriendo las piernas para que pudiera observar mi coño que yo misma me acaricié para que viera como se abría con mis dedos, mientras él no perdía detalle de lo que le estaba enseñando, invitándole igualmente a que él me lo tocara y jugara con sus dedos en mis labios vaginales rodeados de unos pelos negros que él acariciaba ensimismado, dándome cuenta de cómo le excitaba especialmente esa visión de ver a su madre con las piernas abiertas ofreciéndole su coño como tantas veces habría soñado él mientras se masturbaba.


    Acabamos los dos desnudos en la cama y seguimos besándonos y acariciándonos mientras mi marido y nuestra hija nos miraban expectantes y seguramente muy excitados, por lo que estaban viendo.


    Yo no soltaba su pene de mi mano, acariciándolo una y otra vez bajando y subiendo la piel que cubría su glande, hasta que por fin pude tener el pene de mi hijo en mi boca y empecé a succionarlo con ganas, lo que provocó su eyaculación en mi boca al poco tiempo, aceptando yo entusiasmada ese río de semen que salía disparado hacia mi garganta, que tragué hasta que la última gota que salía de él.


    En ese momento yo estaba ya excitadísima, como pocas veces en mi vida, por lo que creía recordar y no deseaba otra cosa que mi hijo se pusiera encima de mí y me montara, como decía mi abuela en sus tiempos cuando el hombre se ponía encima de la mujer para follársela.


    Como seguía con su erección firme, no tuvo ningún problema en metérmela cuando yo me abrí de piernas para él y se me puso encima empezando el mete-saca de su polla en mi coño, mientras volvía a chuparme las tetas, gimiendo a cada instante, mezclándose sus sonidos de placer con los míos, ya que sentía su pene hasta el fondo de mis entrañas, porque a pesar de su edad, estaba muy bien dotado y me llenaba completamente hasta que me vino uno de los orgasmos más intensos de mi vida que me hizo gritar ante el asombro de mi marido y mi hija que seguían mirando sin perderse detalle.


    Una vez que me recuperé un poco, pude ver a mi hija como estaba tocando ya el pene de su padre tumbado en la cama, mientras ella se reía por la gracia que le hacía tener por primera vez una polla en las manos y ver como se movía, jugando con él con la inocencia de una niña de su edad.


    Luego, vi con asombro, como ella se lo metía en la boca, pasando su lengua alrededor del glande e introduciéndoselo dentro de su boca todo lo que podía, preguntándola yo:


    .- Oye, ¿a ti quien te ha enseñado a hacer eso?


    .- Te vi una vez hacérselo a papá cuando dormía con vosotros.


    .- Vaya, mírala que pilla, y nosotros pensando que estabas dormida y que no nos veías.


    .- Sí, jaja, me hacía la dormida.


    .- ¿Te gusta chupársela?

    .- Sí, está muy rica.


    .- Qué miedo me das, estás empezando muy pronto a hacer a estas cosas.


    .- Una amiga mía también lo hizo ya, me dijo una vez.


    .- ¿A quién, a su padre también?


    .- No, a un chico mayor.


    .- Ah, bueno, tú no digas nada que se lo hiciste a tu padre, ¿eh?


    .- No, mamá, ya lo sé que no se puede decir.


    Mi marido la preguntó:

    .- Y ahora, ¿qué más quieres hacer conmigo?


    .- Subirme encima.


    .- Ah, ya, también viste a mamá hacer eso, ¿no?


    .- Sí, jaja.


    Diciéndola yo:


    .- Pero a ti no te a va a caber cariño.


    .- Bueno, pero una amiga me dijo que da gusto frotarse con él.

    .- Y yo diciéndole a tu padre que todavía eras pequeña para estas cosas y ya estáis hablando de esto entre las amigas. ¿Ellas hacen estas cosas también?


    .- Sí, una se pone encima de su hermano para frotarse y a otra le pone su papá el pene en la rajita y le sale la leche.


    .- ¿Y sus mamás saben eso?

    .- No, no se lo dicen.

    .- Claro, no todas son tan tontas como yo, que encima dejo que tú padre disfrute contigo


    .- A mí también me gusta, eh, mamá.


    .- Sí, ya lo veo, aunque no sé si estaré haciendo bien.


    Mi hija se movía adelante y atrás sobre el pene de su padre que sobresalía entre sus piernas, con una fuerte erección y mojado por el flujo que iba teniendo la niña por el roce. Realmente era una imagen muy morbosa que me excitó nuevamente, viendo a mi hija como estaba disfrutando de su regalo de navidad, mientras mi hijo me la ponía nuevamente en la boca para que se la chupase a la vez que mirábamos los dos.


    Al cabo de un rato nuestra hija se quedó con la boca abierta y el cuerpo en tensión como paralizado, lanzando un grito mudo de placer. Había tenido su primer orgasmo y había sido tan intenso que casi la deja sin respiración.


    Dejamos a nuestra hija que se recuperara un poco y mi marido se quedó mirando cómo le chupaba nuevamente la polla a nuestro hijo, acercándose a nosotros y preguntándonos si le dejábamos probarla a él.


    Nos quedamos un poco sorprendidos por ese deseo de mi marido, y le miramos, como preguntándole por qué le apetecía hacer eso y él nos respondió:


    .- Es que nunca he chupado una y siempre tuve la curiosidad por saber lo que se sentía.


    Yo le dije a nuestro hijo que no pasaba nada porque se la chupara su padre y que no tenía que preocuparse por ello, que muchos hombres se lo hacían entre ellos, por lo que Daniel le dio permiso y se la puso en la boca a su padre, que empezó a lamerla, primero con un poco de miedo por lo que iba a sentir teniendo otra polla en la boca, pero poco a poco se fue animando, chupándola con más decisión y empezando a disfrutar de ello, al igual que nuestro hijo que empezó a gemir por el gusto que le estaba dando su padre, olvidándose ya totalmente de las reticencias que pudiera tener un chico de su edad de que se la chupara otro hombre.


    Finalmente pareció que mi marido le cogió el gusto a chupar pollas y acabó consiguiendo que Daniel eyaculara en su boca, aunque a mi marido le resultó algo extraño el sabor del semen en su boca y acabó escupiéndolo, jaja.

    Nuestra hija había estado observando también la escena muy interesada y cuando acabó su padre de chupársela, ocupó su lugar y siguió ella chupándosela a su hermano para relamerse con el resto de semen que seguía saliéndole, ya que por lo visto, a ella sí que la gustaba el sabor, después de haberse tragado el semen de su padre.


    Estaba visto que la situación había llegado mucho más lejos de lo que habíamos penado en un principio mi marido y yo y ya no sabíamos cómo íbamos a parar eso, porque lo que habíamos pensado como un simple regalo de Navidad, podría cambiar nuestra vida completamente, así que ese día les dijimos a nuestros hijos que ya había estado bien y que el regalo se había acabado, por lo que les preguntamos si les había gustado, a lo que respondieron a la vez entusiasmados:

    .- Siiii. ¿Mañana podemos hacerlo otra vez?

    Mi marido y yo nos quedamos mirándonos y les dijimos:


    .- Bueno, ya veremos. (Aunque entre nosotros estábamos deseándolo tanto como ellos)


    Después de haber pasado esos momentos tan maravillosos con nuestros hijos, era evidente que todos deseábamos repetirlo, así que cuando al día siguiente nuestra hija vino a nuestra habitación y nos preguntó si podía meterse en la cama con nosotros, no pudimos negarnos a ello.


    Al poco rato ya empezó a jugar con su padre, mientras yo la provocaba diciéndola que no me quitara el pene de su padre, que era mío y ella contestaba:


    .- ¡No!, es mío, pero te lo presto un poco.


    Entonces nos pusimos las dos a chupárselo a la vez, compartiéndolo haciendo las delicias de mi marido que lo disfrutaba encantado, hasta que dije a mi hija:


    .- Tómalo, todo para ti, que a mí me apetece otra cosa ahora.


    .- ¿Qué te apetece, mamá?


    .- Comerte el coñito a ti. Anda, abre las piernas, cariño.

    Mi hija abrió las piernas ofreciéndome su rica vagina que ya estaba abierta por el masajeo con los dedos de su padre mostrando una belleza irresistible para degustarla con mi lengua.


    Nunca se me hubiera ocurrida comerle el coño a otra mujer, pero siendo mi hija, tenía un morbo especial para mí y una movedad pendiente después de lo que habíamos vivido el día anterior.


    Me sorprendió y me hizo muy feliz ver como disfrutaba mi hija con mis lamidas y como acabó viniéndose en mi boca, echándome sus ricos fluidos.


    En eso llegó nuestro hijo también a la habitación y ya se puso a mi lado, queriendo él también comerle el coño a su hermana, así que le cedí el puesto y yo me dediqué a su pene, formando un círculo los cuatro juntos lamiéndonos unos a otros, ya que mi marido se arrimó también para meter su cabeza entre mis piernas.


    A Daniel debió de excitarle mucho chupar el coño de su hermana, porque se colocó para follarla, pidiéndonos permiso, por lo que miré a mí marido, a ver que decía:


    .- Bueno, puedes probar tú primero, como la tienes más pequeña que yo, la harás menos daño y así me abres el camino para ir yo luego.


    Nuestra hija también dijo:

    .- Sí, mamá, déjale que me la meta.


    Daniel se puso entre sus piernas, poniendo su pene en la rajita de su hermana presionando para abrírsela y cuando metió su glande, a ella le salió un quejido, pero enseguida dijo:


    .- Sigue, sigue metiéndola, que me gusta.

    Daniel siguió apretando hasta que de un golpe, la introdujo toda, siendo desvirgada su hermana por la primera polla que entraba en ella, abrazándose a su hermano, para sentir como se movía dentro de ella entre gemidos de placer.

    Nuestro hijo no tardó en correrse dentro de ella, lo que no nos preocupó demasiado, porque no le había venido todavía la regla, y cuando él la sacó, se puso su padre en posición para metérsela a su hija por primera vez también y aunque le costó un poco más de trabajo, su polla fue entrando poco a poco en la estrecha vagina, haciendo gozar todavía más a la niña, que aguantaba esa primera sensación de dolor para dar paso a un nuevo orgasmo que hizo estremecer todo su cuerpo, corriéndose él también dentro de su coño en medio de una gran expresión de placer por la experiencia tan extraordinaria que había disfrutado y por haber cumplido la gran fantasía de todos los hombres y que pocos pueden cumplirla.

    Estas sesiones de sexo familiar fueron repitiéndose infinidad de días y noches, lo que ocasionó que incluso saliéramos menos a la calle, causando extrañeza en nuestros amigos el que nos hubiéramos vueltos tan caseros.


    Cuando me casé, nunca hubiera imaginado estar viviendo una situación así; nosotros con nuestros hijos en la cama disfrutando del sexo sin ningún límite y más que un regalo para nuestros hijos, estaba siendo y acabó convirtiéndose en un auténtico regalo para todos nosotros.

  2. #2
    Pajillero churrito será famoso muy pronto
    Fecha de ingreso
    25 sep, 13
    Mensajes
    43
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    5

    Predeterminado Re: El regalo de Navidad

    maravillosa como siempre felices fiestas eres unica

  3. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  4. #3
    Follador ghunter va por un camino distinguido
    Fecha de ingreso
    07 sep, 12
    Mensajes
    163
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    6

    Predeterminado Re: El regalo de Navidad

    Excelente relato como siempre, y terminaron felices los cuatro

  5. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  6. #4
    Pajillero MARIAXEXI1 va por un camino distinguido Avatar de MARIAXEXI1
    Fecha de ingreso
    08 feb, 10
    Ubicación
    OVIEDO
    Mensajes
    37
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    9

    Predeterminado Re: El regalo de Navidad

    Otro relato estupendo, verónica, no se como lo haces pero me das alas para disfrutar
    gracias gracias
    un beso
    maría

  7. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  8. #5
    Pajillero NumeroX será famoso muy pronto
    Fecha de ingreso
    25 feb, 17
    Mensajes
    26
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    2

    Smile Re: El regalo de Navidad

    Un relato interesante, como siempre has escrito una buena historia…

  9. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  10. #6
    Follador rafvallone es una joya en bruto
    Fecha de ingreso
    16 mar, 09
    Edad
    58
    Mensajes
    208
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    10

    Predeterminado Re: El regalo de Navidad

    Fantastico como siempre un regalo para todos los que te admiramos como escritora.

  11. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  12. #7
    Semental gargoelec3 será famoso muy pronto
    Fecha de ingreso
    12 sep, 13
    Mensajes
    307
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    5

    Predeterminado Re: El regalo de Navidad

    muy bueno gracias por tus relatos

  13. Thanks veronicca, angelitodemonio Ha dado Gracias por este Post
  14. #8
    Follador angelitodemonio es simplemente muy agradable angelitodemonio es simplemente muy agradable
    Fecha de ingreso
    03 nov, 13
    Mensajes
    120
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    6

    Predeterminado Re: El regalo de Navidad

    Cita Iniciado por MARIAXEXI1 Ver mensaje
    Otro relato estupendo, verónica, no se como lo haces pero me das alas para disfrutar
    gracias gracias
    un beso
    maría
    concuerdo al 100% perfecto, besos y feliz navidad

  15. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  16. #9
    Follador veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante
    Fecha de ingreso
    06 jun, 12
    Mensajes
    187
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    13

    Predeterminado Re: El regalo de Navidad

    Cita Iniciado por angelitodemonio Ver mensaje
    concuerdo al 100% perfecto, besos y feliz navidad
    Feliz Navidad a tí y a todos los que me seguís y os deseo que tengais un regalo tan especial como este.

  17. #10
    Pajillero galayos va por un camino distinguido Avatar de galayos
    Fecha de ingreso
    29 nov, 17
    Ubicación
    España
    Mensajes
    27
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    1

    Predeterminado Re: El regalo de Navidad

    Que buen regalo de navidad...

  18. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
+ Responder tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes