+ Responder tema
Resultados 1 al 3 de 3

Tema: Una hermana y la ciencia

  1. #1
    Virgen dreamsister es una cantidad desconocida en este momento
    Fecha de ingreso
    12 jun, 12
    Mensajes
    15
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado Una hermana y la ciencia

    Esta historia me la contaron y me parecio que les podria gustar.


    Mi hermana estudia Biología, es una mujer guapa con unos senos normales, no muy grandes pero deliciosos, un trasero redondito y firme no grande como esperan, pero muy guapa, es inteligente y muy seria por lo que nunca pensé que sucedería lo que pasó.

    Cuando éramos pequeños solíamos bañarnos juntos hasta más o menos los 12 años cuando mi madre vio que se me paraba, ya no nos permitía bañarnos juntos. Solíamos jugar a empujarnos en la cama y tirarnos las almohadas, o juguetear en la cama como haciendo fuerzas. Solía pegarle mi paquete como jugando y ella solo hacia la que se zafaba, algunas veces cuando la ponía boca abajo con el culo en pompa solía subirme sobre ella agarrando sus brazos como sometiéndola y pegándole mi pene pero ella solo jugaba a tratar de soltarse.

    Como les decía ella era muy seria, cuando ya ingresamos a la universidad yo estudiaba ingeniería civil y ella que es casi un año menor ingreso a biología, Por su carrera ella solía salir aquí en Cusco a buscar sus especies de plantas por los cerros cercanos primero con sus compañeros. Conforme fue avanzando en su carrera tenía que salir más lejos, mi padre que trabajaba en una empresa de turismo solía estar lejos de casa por días o a veces semanas dependiendo del tour que tocaba, mi madre una empleada del gobierno salía en la mañana y no la veíamos hasta la noche que llegaba cansada a casa, cenaba y se quedaba dormida viendo tele. Ambos preocupados por las salidas de mi hermana me decían que la acompañe. Al principio me resultaba molesto pues quería salir con mis amigos a tonear y a flirtear alguna flaca en las discotecas. Las salidas, al campo, de mi hermana eran los fines de semana; por lo que, si salía a acompañarla me quedaría sin juergas los fines. Al principio me negaba argumentando que ella saldría con varios compañeros y compañeras por lo que no correría ningún peligro, pero conforme pasaban sus semestres ella tenía que ir sola a buscar algunas especies de acuerdo a su área afín en botánica. Cuando eso pasó mis padres me obligaron a acompañarla. Cuando salía con sus compañeros ella también se oponía a que la acompañara lo que me ayudaba, me imagino que había algún galán por ahí, pero luego si le daba miedo y ya no se oponía por temor a quedarse sola.

    En una de esas salidas cuando tuve que acompañarla salimos a uno de los cerros casi a tres horas de viaje en bus, llevamos carpa y un colchón inflable, pues tendríamos que quedarnos desde el viernes hasta el domingo, armamos la carpa en una quebrada para que no nos afecte el viento frio e inflamos el colchón. Salimos a buscar sus plantas por las laderas de los cerros utilizando un GPS para poder ubicarlas en un mapa que llevó. Llegada la tarde regresamos a la carpa para guardar sus muestras y de paso descansar, cenamos los enlatados que llevamos y nos pusimos a hablar. Ella me contó de sus paseos antes de algunos galanes que la flirteaban u algunas borracheras que se daban en esas salidas, como jugando le dije para la próxima traemos un pisco, reímos juntos de lo que dije. Me contó que había terminado con su flaco porque en una salida por su borrachera él se había ido con una compañera, y ella los encontró en su carpa. Se pelearon los botó y no quiso saber más de él. Por eso me dijo que ya tenía miedo salir a su investigación sola, pues ya no tenía quien la acompañe. Esa noche teníamos una luna casi llena por lo que estaba casi claro para caminar, estábamos dentro de la carpa cuando me dijo acompáñame a ir al baño un rato me da miedo caerme o que algún animal me ataque, por cierto suele haber zorros y pumas por estos lugares. La acompañé hasta un lugar alejado de nuestra carpa ella se alejó un poco y me quede sentado en una roca que encontré allí, pero a pesar de la distancia y por la luz de la luna, pude ver cuando se bajó el buzo, la forma de su trasero y lo delicioso que se veía. Tuve ganas de pajearme ese mismo momento pero me aguante y la esperé. Ella regresó y nos fuimos a la carpa, esa noche no pude dormir bien con el recuerdo de su cuerpo en mi mente, además que la tenía cerca en la carpa. Al día siguiente continuamos buscando plantas, cambiamos de ubicación la carpa, y por la noche pasó lo mismo salía a acompañarla para el baño pero esta vez sin restricciones la observé creyendo que no se daría cuenta. Al igual que la noche anterior no pude dormir bien al sentirla cerca durmiendo. Al día siguiente nos fuimos a la casa y eso fue todo ese fin de semana.

    Algunas semanas después mí hermana anunció que tendría otra salida pero tendríamos que ir a las lomas por la costa a buscar plantas, ese fin tenía una juerga con los patas pero la cancelé pues tenía la esperanza de verla de nuevo pues había otra vez luna. Mi padre me dijo acompaña a tu hermana pues es más lejos, yo hice como que me incomodaba el salir otra vez y dejar colgados a mis patas. Mi hermana se acercó y me dijo: “vamos hermanito esta vez te pagaré y te alcanzará para tus juergas”, sonreímos ante la ocurrencia de mi hermana y acepte ir con ella. La noche del viernes que estábamos preparando las cosas mi hermana se acercó a mi habitación y me dijo: “hermanito alista todo y recuerda llevar el pisco para el frío” La miré y nos reímos juntos. Terminé de alistar la carpa el colchón y los sleepings, salimos por la tarde para llegar el sábado por la mañana a la costa. Llegamos y mientras yo armaba la carpa y preparaba la merienda ella iba buscando sus plantas, calenté un poco de agua para el termo y tomar en la noche con el pisco para el frio. Ya llegada la noche regresamos a la carpa la note un poco distinta como un poco más coqueta durante el día, como estábamos en la costa ella llevaba un short muy ceñido a su cuerpo y un polo escotado y suelto que muchas veces cuando se agachaba se podía ver sus senos pues no llevaba brassier, obviamente lo note mientras recogíamos las plantas según yo no se daba cuenta de mis miradas más allá de como un hermano debe mirar a su hermana. Después de cenar mi hermana me dijo que tenía frio, le dije que se abrigara un poco, a lo que ella me dijo que no había traído más abrigo pensando que haría calor. Saqué el termo para darle un poco de té caliente y darle mi casaca, ella me dijo, no te quites eso te hará frío, ¿trajiste el pisco? échale al té para “calentarnos más rápido”, esto último lo dijo con una sonrisa pícara. Puse el pisco en el té y comenzamos a hablar, conforme tomábamos el té el alcohol hizo efecto, salimos al baño a orinar más allá de la carpa, mientras caminábamos ella se bajó el short como para orinar, traté de alejarme como para darle privacidad y ella me dijo, ¿A dónde vas? Orina si quieres aquí además no hay nada nuevo que no haya visto antes, al principio esto me descuadro pero reaccioné y le dije: antes éramos pequeños y todo era pequeño, nos reímos de mi ocurrencia. Ella me contestó diciendo habrá que ver cuánto has crecido y esbozó una sonrisa pícara, con esto ya se me estaba levantando la carpa, además de ver su bella figura y ese culo delicioso gracias a la luz de la luna. No dudé y saque mi pene como para orinar aunque con la erección no se me hacía fácil orinar. Por la distancia que estábamos estaba seguro que ella podía observar mi pene completamente erecto, la vi de reojo y ella no quitaba el ojo de mi pene. Terminamos de orinar y ya con más confianza regresamos a la carpa.

    En la carpa terminamos de tomar el té y ya en una fase de mucha alegría por el alcohol me dijo: y que paso hermanito porque no estás con una flaca, le dije que era muy joven para andar comprometido que prefería disfrutar de mi juventud además así podía flirtear a cualquier chica guapa que viera. Ella me dijo: galán te crees, jajajaja aunque con ese amigo tuyo cualquiera cae. ¿Tú crees? le pregunté, yo creo que es normal como el de cualquiera acoté. Ella me miró y me dijo: pues si hermanito aunque quizá sea por el alcohol que lo vi muy apetecible jajajaja. Bueno, le dije, si quieres aquí que hay más luz te lo enseño y me dices si realmente es apetecible, porque siéndote sincero no muchas me hacen caso. Me dijo Haber hermanito muéstramelo y te daré mi opinión objetiva, porque allá afuera no lo vi bien pues no había mucha luz. En ese momento ya estaba con una erección incontenible que ya me molestaba por el pantalón que llevaba, ¿estás segura? Le pregunte, ella me contestó. Mira hermanito ya lo he visto antes y parado también o ¿no recuerdas cuándo nos bañábamos juntos?, sí, le dije, pero éramos niños ahora ya no lo somos. No te preocupes me dijo además ya te lo vi hace rato aunque no muy bien, sin ponerme a pensar más y por la desinhibición del alcohol comencé a bajarme el pantalón y luego mi bóxer mi pene salió como un resorte liberado de su prisión, mi hermana se quedó boquiabierta y sin decir nada durante un buen rato; como molestándola le dije que pasó se ve tan mal. Perdón hermanito es que allá afuera no lo vi tan bien y se ve más delicioso aquí con la luz de la lámpara. Gracias por ayudar a mi autoestima le dije, pero en verdad crees que si es apetecible para una mujer, tu sabes que eso nos preocupa mucho a los machos jajajaja. Jajaja ¡ay hermanito! Mira, tu amiguito tiene al tamaño y grosor ideal, además su forma y su cabeza hacen antojar, si no fueras mi hermano…. ¿Si no fuera tu hermano qué? Le pregunte. Jajajaja, rio, hace rato que te lo probaba. Jajajaja nos reímos juntos. Bueno hermanita siéndote sincero yo tampoco pude contener ver tu cuerpo; si me di cuenta, me dijo, y desde la vez pasada, ¿Tú crees que soy atractiva?, siiii, le dije, hermanita tienes una bonita cola redondita y se ve muy firme, además tus teresas (senos) están muy bonitos y se ven también redonditos y firmes, se sostienen solos, jajajajaja; ¿Por qué no usas brassier? por cierto, le pregunté. Ella me dijo que el brassier incomoda mucho y más cuando hay calor por eso no se lo puso ahora pensando que haría más calor, “pero tú tampoco me has visto bien, ¿quieres verme bien, con más luz? Me preguntó, le conteste casi tartamudeando, si, si quieres. Comenzó a quitarse el polo y pude ver ahora si sus senos completamente, eran redonditos y con sus pezones erectos no sé si por el frio o por la excitación que yo ya sentía al máximo. Son preciosos alcance a decirle; luego ella para bajarse el short y la tanga que tenía se puso en 4 patas por el poco espacio que tiene la carpa y me dijo ayúdame que no puedo quitarme esto, con mis manos baje su short que ya ella había desabotonado, y pude apreciar de cerca esos cachetes redonditos y deliciosos, que mi pene dio un brinco de solo haberlos tocado mientras le baja el short. Para salir de mi trance me dijo: Oye falta algo, jajaja. No dude un segundo y ya estaba bajando su tanga y demorándome para ir tocando su trasero pues creía que no tendría mejor oportunidad que esa. Ella con una sonrisa pícara me dijo, se nota que te gusta has aprovechado para tocar y aún se te cae la baba, jajajaja, pero no es justo yo no te toque solo me dejaste ver, no se vale, lo dijo con una voz de niña engreída. Tranquila hermanita, que tú puedes tocar todo lo que quieras; no termine de hablar y sentí su mano tocar mi pene erecto a tope, lo agarro fuerte y se fue acercando a él. Con una mano me apoyaba y la otra comenzó acariciar ya sin ningún pudor esos deliciosos cachetes, recorrerlos, apretarlos y con mis dedos ir acariciando esa rica vulva que podía apreciar ya en todo su esplendor, pues su culo estaba al lado de mi cabeza, en eso siento que su culo se ponía más en pompa y en mi pene sentía más cerca su respiración. Sentí como su lengua jugueteaba con mi glande como probándolo y luego sus labios cerrándose como aprisionando un helado para luego irlo engullendo poco a poco. Es una sensación indescriptible, más aun cuando es tu hermana quien saborea tu pene. Aproveche la posición en la que estábamos y le pedí que pusiera una de sus rodillas al otro lado de mi cuello así también podría probar su sabor; no lo dudo un segundo y ya estábamos en un 69 delicioso, yo saboreando sus fluidos que ya eran abundantes y jugueteando con mi lengua en su entrada y en ese botón que la hacía estremecer a cada instante, mientras mis manos apretaban ese redondo y firme culo. Su mano agarraba fuerte mi pene mientras me pajeaba y su boca me succionaba como pidiéndome que llene de leche su boca. No sé exactamente cuánto tiempo duró pero ella comenzó a estremecerse y sentí mayor cantidad de fluidos en mi boca, los saboree todos mientras me apretaba con sus piernas. Sabía que estaba en su orgasmo, ella engullía con más fuerza mi pene y su mano aceleraba la paja, eso me éxito al máximo, le anuncié que terminaría y ella no se apartó, eso me éxito aún más y termine en su boca, sentí que era una corrida interminable como nunca la había tenido, ella se la tomaba toda yo apretaba aún más ese delicioso culo. Nadie había logrado antes hacerme correr en una mamada pero no sé si fue la excitación de que sea mi hermana o porque realmente lo hacía muy bien.

    Ella se incorporó y se acercó a mí pero no soltó ni un solo momento mi pene, lo seguía masajeando como exprimiéndole hasta la última gota, se acerco a mí y me besó en los labios, fue un beso apasionado y excitante, quizá por saber que esa boca había recibido mi corrida, y porque era mi hermana, tras ese beso mi erección regresó como pidiendo el segundo round, mi hermana lo sintió y sonrió como diciéndome ya sabes lo que sigue, yo me quede sentado sobre el colchón ya con mi erección al máximo, ella se subió sobre mí y con su mano que no soltaba mi pene lo fue dirigiendo a su vagina, mientras yo sujetaba su cintura para marcar el ritmo de la penetración y mi boca comenzaba a besar esas deliciosas tetas, mordisqueaba sus pezones succionaba como un bebe queriendo sacarle leche, mientras sentía como ingresaba poco a poco en esa cálida cueva. Un momento me detuve para sentir esa sensación deliciosa, calor, suavidad, humedad, casi como un estuche perfecto, su respiración acelerada, sus gemidos suaves como de una mujer que solo trata de concentrase en sentir el momento. No era pornografía era sensualidad pura, su cuerpo, sus movimientos buscando disfrutar cada centímetro de mi pene. Una vez que su vagina se acostumbró a mi pene, comenzó a acelerar sus movimientos como esperando aumentar sus sensaciones, me pedía que la apretara contra mí, mis manos se posaron en su culo y aceleraba las embestidas a la par que estrujaba mi nueva obsesión, su culo. Era precioso ver el vaivén de sus tetas por las embestidas, sentir sus gemidos cada vez mayores, su cabellos moverse al ritmo de la penetración, cuando sentí que se había cansado la recosté a mi lado de costado; me puse detrás de ella y comencé a penetrarla en cucharita, mientras una mano apretaba su culo y marcaba el ritmo de la penetración, la otra estrujaba sus tetas, y mi boca besaba su cuello. Le decía cuanto me encantaba su culo, su cueva, sus tetas. Ella ante lo que decía solía pegar más su culo en las embestidas mientras su lubricación aumentaba.

    Después de ello la puse boca abajo para poder taladrar a gusto ese delicioso culo, sujetaba ambas manos con la mía y la penetraba a gusto, ella gemía y me pedía: “Mas fuerte hermanito dámelo todo, así”. Teniéndola así casi a mi merced pare las embestidas, la puse en cuatro patas otra vez y reanude mi penetración a taladrar ese delicioso agujero mientras palmeaba ese precioso culo, ella gemía y se estremecía sentí como su orgasmo llegaba, mientras gemía más fuerte, yo con mis manos la sujetaba y la apretaba más hacia mí. Su respiración ser cortaba por el orgasmo, y yo seguía penetrándola a ritmo de taladro. Sentí sus fluidos en mi pene mojarme la piernas y seguía con mis embestidas llegó otro orgasmo más para ella y yo ya estaba a punto de correrme dentro de ella, se lo anuncié y ella me dijo no te corras dentro, dámelo quiero tomarme toda tu leche hermanito.

    Se volteó y se acercó a mi pene lo mamo como si en ello se le fuese la vida, no aguante y se lo eché todo en su boca, creo que se ahogó un poco por lo que soltó mi pene, pero el resto de la corrida cayo en su cara y en sus senos. Yo estaba en la gloria, con su mano ella termino de exprimirme, una vez recuperada succionó mi pene hasta dejarlo seco y con sus dedos limpió su cara y sus pechos y se lo tomó todo relamiendo sus dedos y labios.

    Después los dos nos recostamos mirándonos frente afrente nos abrigamos con el sleeping, ella me dijo que nunca había disfrutado tanto, que siempre había querido probar el semen de un hombre pero que nunca le había dicho eso a su ex pues no quería que la viera como una puta, que solo había tenido algunos encuentros con el pero que nunca sintió ningún orgasmo pues él no la satisfacía a pesar de que fue su primer hombre. Le dije que era una preciosa mujer y que yo tampoco había disfrutado nunca tanto como ese día con ella. Además que no se preocupase pues siempre “cuidaría bien de ella en todas sus salidas al campo”. Nos quedamos dormidos al día siguiente una buena mamada mañanera seguida de una 69 para no olvidar, recogimos el resto de muestras y regresamos a casa.

    Mi padre al llegar me pregunto ¿cómo nos había ido?, le dije que muy bien y que no pensaba que la biología fuera tan interesante y divertida, le guiñe el ojo a mi hermana quien me correspondió con una sonrisa coqueta y nos fuimos a nuestros cuartos. Desde ese día las salidas al campo se hicieron más constantes y creo que mis padres no han sospechado nada hasta hoy.
    Última edición por dreamsister; 29/09/2017 a las 06:29

  2. Thanks Bes Ha dado Gracias por este Post
  3. #2
    Follador Bes será famoso muy pronto Avatar de Bes
    Fecha de ingreso
    13 may, 16
    Mensajes
    191
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    2

    Thumbs up Re: Una hermana y la ciencia

    Muy buen relato, felicitaciones.

  4. #3
    Virgen arcaraba es una cantidad desconocida en este momento
    Fecha de ingreso
    14 nov, 14
    Mensajes
    17
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado Re: Una hermana y la ciencia

    Muy buen relato.

    GRACIAS

+ Responder tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes