+ Responder tema
Resultados 1 al 6 de 6

Tema: Katia, la niña rusa adoptada (Continuación)

  1. #1
    Follador veronicca tiene mucho de que estar orgulloso veronicca tiene mucho de que estar orgulloso veronicca tiene mucho de que estar orgulloso veronicca tiene mucho de que estar orgulloso
    Fecha de ingreso
    06 jun, 12
    Mensajes
    151
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    9

    Predeterminado Katia, la niña rusa adoptada (Continuación)

    Para los que os quedasteis con ganas de saber más cosas de Katia, la niña rusa, os sigo contando lo que pasó después.


    Después de lo que me contó mi amiga Elena, quedaron las cosas más claras sobre las circunstancias de esa adopción de nuestros amigos y cuando le dije a mi marido que no hacía falta que me ocultara más cosas porque ya lo sabía todo, se mostró avergonzado pidiéndome perdón.

    Lo estuvimos hablando y tuve que perdonarle porque comprendí que algunos hombres tienen una atracción muy fuerte que les lleva a hacer estas cosas y hasta cierto punto, puedo entenderlo, siempre que no se use la violencia para ello, que es mi límite moral en estos asuntos.

    Como aquí se daban todas esas condiciones, estuvimos de acuerdo en seguir siendo sinceros el uno con el otro y si era posible, seguir disfrutando de este morbo juntos.

    Él me pidió permiso para seguir visitando a Katia en la casa de nuestros amigos y yo accedí, pero le dije que me gustaría acompañarle cuando fuera.

    Pasó el tiempo y Katía ya se defendía bastante bien con el idioma y nuestra curiosidad hacía que le preguntáramos muchas cosas sorprendiéndonos con sus respuestas cuando nos dijo:

    .- La anterior familia con la que estuve, me dijeron que ellos me habían adoptado desde que nací porque era la hija de una chica joven que se había quedado embarazada y que no podía tenerme. Los recuerdos que tengo son que mi padrastro era muy cariñoso conmigo, siempre estaba acariciándome, me enseñó a besar con la lengua y a muchas cosas sexuales. A mi mamá no la gustaba eso y discutían porque no quería que me enseñara, pero cuando no estaba ella, seguíamos haciéndolo porque a mi me gustaba mucho y a él también. Me metía en la cama con él y empezamos a follar hasta que un día mi mamá nos descubrió y me dijo que no me quería más en su casa y que me iba a llevar al orfanato.

    .- ¿Pero ella ya te habría avisado antes para que tuviera que hacer eso tan duro?

    .- Sí, me había dicho que si mi padrastro quería seguir haciéndome esas cosas, que yo me negara y que se lo dijera a ella, pero yo no la hacía caso y seguíamos haciéndolo y por eso me echó de allí.

    .- Tuviste que pasarlo muy mal después de eso en el orfanato.

    .- Sí, porque con esa familia era feliz y yo quería seguir con ellos.

    .- Pero no podías aguantarte las ganas de estar con tu padrastro, ¿no?

    .- No, no podía negarme, no sé porqué, me gustaba mucho. Pero luego allí, en el orfanato, los cuidadores nos violaban a las niñas cuando ellos querían y lo hacían de una forma que no me gustaba y lloraba muchas veces.

    .- Pobre cría, y cuando te trajeron aquí volviste a ser feliz ¿no?

    .- Sí, aquí soy muy feliz, me tratáis muy bien todos.

    .- Algunos mejor que otros (dijo con ironía Elena, haciéndonos gracia a todos).

    Al final de la charla, Katia empezó a ponerse mimosa con Luis y mi marido y ellos con ganas de seguirla el juego, por lo que Elena y yo les dejamos solos y nos fuimos a la cocina, siguiendo la conversación:

    .- ¡Hay que ver! Como disfrutan con la niña.

    .- Es que Katia es un demonio. ¿Te has fijado como sabe provocarlos?

    .- Sí, ya he visto que no llevaba ni bragas y que abría las piernas para que la vieran bien. Esta sabe más que muchas con años de casadas, jajaja.

    .- Ya te digo. Yo no sabía que las rusas fueran tan calientes.

    .- Es que por la vida que llevan, las enseñan bien pronto a estas cosas y se espabilan antes.

    .- Eso está claro. Mira, el otro día estuvo un amigo de Luis en casa y no hacía más que mirar a Katia porque ella estaba como siempre, con una camiseta corta y en braguitas y se le iban los ojos, mientras de reojo, no hacía más que mirar si yo le estaba viendo. Fue muy gracioso, porque en cuanto me despiste un poco, él aprovechó para echarle una mano al culito y la otra la metió entre las bragas de Katia para tocarla.

    .- Estaría que ni se lo creería, ¿no?

    .- Imagínate, estaba todo nervioso. Yo creo que si le bajo las bragas a la niña y se la pongo ahí delante le da un infarto.

    .- ¿Y que hacía Katia?

    .- Nada, como siempre, ellas e dejaba.

    .- Yo creo que vais a tener a ese amigo de Luis muy a menudo por aquí.


    .- Sí, jaja, pobre, que necesitados están los hombres, amiga.

    .- Mujer, no todos tienen la suerte de tener a alguien como Katia en casa.

    .- Eso es verdad.

    Nos asomamos al salón y allí estaban ellos en plena faena, teniéndola mi marido sentada encima penetrándola y Luis dándole la polla en la boca, para luego intercambiarse las posiciones y nosotras nos quedamos como tontas mirando la escena:

    .- ¿No crees que somos demasiado comprensivas con ellos?

    .- Puede ser, pero lo único que yo sé es que estamos pasando una etapa como nunca en nuestra vida. Nunca he visto a Luis tan feliz como ahora.

    .- ¿Tú crees que es verdad eso que te dijeron en la Agencia, de que ya habían traído a varias niñas para lo mismo que está haciendo Katia.

    .- No me extrañaría nada. Ahora se ve de todo. Además Katia me dijo que había conocido en el parque a otra niña rusa que también la habían traído con una familia.

    .- Pues tendréis que tener cuidado de que no se entere nadie, porque os la pueden quitar.

    .- Sí, claro, Katia sabe que no tiene que decir nada.

    Otro día, estaba con Elena y Katia en un parque cerca de su casa y encontró a la amiga rusa que había visto el otro día y se pusieron a nuestro lado. Al poco tiempo vino un señor a buscarla y ella le llamó papá.

    Le preguntamos si la niña era adoptada también, como Katia, explicándole que la habían traído hace poco, mirándonos él con desconfianza, aunque contestándonos que hacía 4 años que la tenía con él.

    Como su hija seguía allí, él no tuvo más remedio que quedarse también y empezamos una conversación más relajada diciéndole:

    .- Qué cariñosas son estas niñas rusas.

    .- Sí, a mí Anya me ha dado la vida, sobre todo desde que me separé de mi esposa, está siempre conmigo.

    .- ¿No quiso saber nada de Anya su esposa?

    .- No, empezó a tener celos de la niña y discutíamos por culpa de ella. No la gustaba, decía que era muy descarada y que andaba provocándome. Fíjense que barbaridad, si era sólo una niña.

    Elena y yo nos miramos poniendo cara como diciendo (otra igual que Katia)

    .- ¿Y no era verdad eso? Es que Katia es un poco así también, lo que pasa es que yo ya me acostumbre a verla todo el día encima de mi marido.

    Él se mostró un poco incómodo con el tono de la conversación, contestando:

    .- Es normal, son niñas, necesitan mucho cariño, viniendo del lugar donde vienen.

    .- ¿A usted le contaron también?

    Como él se ponía cada vez más nervioso, intentamos que hablara con confianza:


    .- Mire, no se preocupe. Nosotras sabemos todo por lo que pasan estas niñas y que estar aquí con alguna familia, es una bendición para ellas, por eso se muestran tan cariñosas y calientes con los hombres.

    Él ya estaba rojo como un tomate y acabo agarrando a Anya y llevándosela despidiéndose de nosotras.

    Nos echamos a reír y le preguntamos a Katia que le había contado Anya:

    .- Me dijo que desde que se marchó su mamá, ahora ella hace de esposa, que duermen juntos y que hace todo lo que hacen los papás y las mamás.

    .- Jajaja, eso ya me lo imaginaba yo, por lo poco que nos contó. Bueno, mira, hace bien, que le aproveche.

    El caso es que Katya y Anya acabaron haciéndose muy amigas lógicamente, contándose confidencias y con el tiempo cada vez teníamos más confianza con su padre hasta que acabó por perder el miedo totalmente con nosotras, invitándonos a su casa con nuestros maridos también.

    En ese momento ya lo sabíamos todo unos de los otros y las niñas quisieron quedarse a dormir juntas en su casa surgiendo las bromas:

    .- Anya, ¿entonces hoy no quieres dormir conmigo?

    .- Sí, podemos dormir las dos contigo.

    Diciendo Luis:

    .- Oye, si esto va a ser así, que otro día duerma Anya en nuestra casa.

    .- También las dos contigo, ¿no?

    .- Si quieren ellas sí.

    Protestando Elena:

    .- ¿Y nosotras que hacemos? Nos venimos las dos a dormir aquí contigo.

    .- Bueno, hacer lo que queráis, pero a las niñas las tenemos una noche cada uno.

    De vuelta a casa, yo notaba a mi marido un poco pensativo y triste y le pregunté que le pasaba, contestándome con otra pregunta:

    .- ¿Oye, vamos a la Agencia para adoptar a una niña rusa nosotros tambien?

    Ya podéis imaginar lo que le contesté y lo que pasó después.

  2. Thanks BLESHTAR, rafvallone, angelitodemonio, futjac, NumeroX, Kasikeno Ha dado Gracias por este Post
  3. #2
    Virgen BLESHTAR va por un camino distinguido
    Fecha de ingreso
    15 feb, 17
    Mensajes
    14
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado Re: Katia, la niña rusa adoptada (Continuación)

    Asi quien no adopta.. jajajaja excelente

  4. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  5. #3
    Gran Colaborador del Foro elvergador tiene una reputación más allá de la reputación elvergador tiene una reputación más allá de la reputación elvergador tiene una reputación más allá de la reputación elvergador tiene una reputación más allá de la reputación elvergador tiene una reputación más allá de la reputación elvergador tiene una reputación más allá de la reputación elvergador tiene una reputación más allá de la reputación elvergador tiene una reputación más allá de la reputación elvergador tiene una reputación más allá de la reputación
    Fecha de ingreso
    15 ene, 07
    Edad
    26
    Mensajes
    6,345
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    25

    Predeterminado Re: Katia, la niña rusa adoptada (Continuación)

    muy bueno esperamos la tercer parte

    To view links or images in signatures your post count must be 10 or greater. You currently have 0 posts.

    To view links or images in signatures your post count must be 10 or greater. You currently have 0 posts.
    VIVA MEXICOOOO CABRONEEES
    To view links or images in signatures your post count must be 10 or greater. You currently have 0 posts.

    To view links or images in signatures your post count must be 10 or greater. You currently have 0 posts.

  6. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  7. #4
    Follador angelitodemonio tiene un aura espectacular
    Fecha de ingreso
    03 nov, 13
    Mensajes
    105
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    4

    Predeterminado Re: Katia, la niña rusa adoptada (Continuación)

    exacto asi todos adoptamos, jaajajaja muy bueno como el otro

  8. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  9. #5
    Virgen NumeroX va por un camino distinguido
    Fecha de ingreso
    25 feb, 17
    Mensajes
    18
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado Re: Katia, la niña rusa adoptada (Continuación)

    Una buen relato, una excelente continuación, me han gustado ambas partes, un relato muy atrevido y morboso.

  10. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  11. #6
    Virgen apariciodof va por un camino distinguido
    Fecha de ingreso
    11 jul, 13
    Mensajes
    19
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado Re: Katia, la niña rusa adoptada (Continuación)

    Gracias veronicca por tus relatos, cada vez que entro al foro lo hago con la esperanza de encontrar alguno de los tuyos.

  12. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
+ Responder tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes