+ Responder tema
Página 1 de 2 1 2 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 17

Tema: La historia de Karla y su familia

  1. #1
    Follador veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante veronicca tiene un futuro brillante
    Fecha de ingreso
    06 jun, 12
    Mensajes
    199
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    13

    Predeterminado La historia de Karla y su familia

    Hace unos días he recibido un correo de una seguidora que me ha parecido muy interesante y prefiero transcribirlo aquí para que lo leáis con mis arreglos para hacer la lectura más amena y rigurosa:

    “Hola Veronicca;

    Soy una seguidora de tus relatos y una admiradora tuya por lo bonitos que los haces todos, llenos de sensualidad, morbo y naturalidad. Mi nombre es Karla, y me siento muy identificada contigo por lo que me ha pasado en mi vida.

    Tengo 37 años, soy chilena viviendo en España, estoy casada y tengo una niña, actualmente en edad adolescente, pero esto que te cuento ya tuvo lugar su comienzo unos años atrás.

    Cómo tú cuentas en muchos de tus relatos, las que tenemos niñas, sabemos lo mimosas que son y lo que las gusta estar en la cama con los papás desde pequeñas. La mía no era una excepción y siempre venía con nosotros cuando podía o la dejábamos y hasta muchas veces se quedaba durmiendo con nosotros.

    Siendo niña, yo veía en muchas ocasiones como jugaba con el pene de su papá, pero yo no le daba mucha importancia, porque era inevitable que eso pasara, al estar en la cama juntos y desnudos muchas veces y es lógico que a ella la llamara la atención la verga de su papá, sobre todo cuando se le paraba, y la verdad que no te voy a ocultar que me llegaron a dar cierto morbo esas escenas que aunque en un principio no me preocupaban, porque lo veía como juegos inocentes, según fue pasando el tiempo empecé a preguntarme si estaba haciendo lo correcto.

    Lo que sí es verdad, también, es que mi marido se mostraba encantado con estas situaciones que se daban y sabiendo como son los hombres, yo percibí que él se excitaba demasiado con estos juegos hasta que empezó a convertirse en algo que se me escapaba de las manos, porque nuestra hija iba creciendo y cada vez mostraba más interés por estos jueguecitos con su papá, sin que yo me atreviera a decir nada o a prohibírselo, porque por un lado, mi marido me decía que no tenía importancia, que la niña lo veía como algo natural y que no iba a cortársele ahora y que lo viera como algo malo.

    Yo, en parte estaba de acuerdo con eso, pero una lucha se desató dentro de mí, porque la educación recibida no me permitía ver eso como algo que estuviera bien, y por otro lado, cada vez que sucedía yo me sentía excitada, aunque no participara de ello y simplemente fuera una espectadora de lo que pasaba.

    Yo no paraba de darle vueltas a la cabeza, por estos sucesos que por un lado me incomodaban y me llenaban de culpabilidad y por otro lado me producían morbo y venían a mi cabeza recuerdos de mi niñez (como los tuyos y de tantas otras niñas), cuando veía paradas las vergas de mis hermanos o de mi papá y de cómo a escondidas de mi mamá me dejaban tocarlas y satisfacer mi curiosidad con eso que tanto me llamaba la atención.

    Al fin y al cabo, mi niña estaba haciendo lo mismo y a mí me faltaba decisión para prohibírselo, lo que seguramente muchas madres me reprocharán y me considerarán una mala madre por permitir este exceso de intimidad entre ellos, como en una ocasión me dijo una amiga a la que le comenté algo por encima sobre que mi marido dormía desnudo con la niña en nuestra cama, a lo que me reprochó que mi marido debería vestirse cuando estuviera con la nena, como hacía el suyo cuando su hija dormía con ellos, pero yo la contesté que eso no quitaba que su hija metiera la mano dentro del pijama de su papá y le agarrara el pene como hacía la mía, enfadándose conmigo por decirla eso y contestándome que si la viera hacer eso, la cortaba la mano.

    Bueno, yo no quise seguir la conversación, pero si me imaginé que su hija se la agarraría a su papá como todas, y quien sabe si algo más, aunque ella no los viera, y yo al menos veía como lo hacía y hasta donde llegaban y no se escondían de mí.

    En esa época contacté con alguien por internet que me ayudó mucho a quitarme esa culpabilidad de la cabeza, ya que me dijo que él incestaba con su hija, que muchas familias lo hacían, y que su mujer había propiciado esa situación, así como que conocían a otras familias que hacían eso y hasta habían estado todos juntos en diversas experiencias que me fue contando, lo que me sorprendió mucho, a la vez que disparaba mi imaginación.

    Aunque al principio tuviera muchas dudas, él y su mujer me ayudaron a que la situación en mi casa se normalizara, que fuera ayudando a mi hija a ver el sexo como algo placentero que podía compartirse para mayor satisfacción de todos, de tal modo que siguiendo sus instrucciones dejé que la nena nos viera cuando teníamos sexo su papá y yo y que se fueran propiciando varios momentos para compartir entre las dos buscando una complicidad con ella que nos llevó a practicar una felación a dúo a mi marido, enseñándola como debía hacerse y dándome cuenta de cómo me excitaban todos los momentos que iban produciéndose.

    Cada día íbamos avanzando más y ya eran habituales las lamidas mutuas o en trío con mi marido, masturbaciones y penetraciones de mi marido a mí para desahogarse de tanta excitación mientras nuestra hija nos miraba expectante llena de curiosidad y deseo, que la llevó a pedir a su papá que la penetrara a ella, pero en ese momento sólo contaba con 11 años y no vimos conveniente que sucediera, aunque mi amigo de internet me dijera que fue la edad en que comenzó a penetrar a la suya con la ayuda de su mujer.

    Pero la verdad es que nosotros no pudimos esperar mucho más, porque con 12 años, lubricaba tanto por la excitación, que el pene de mi marido acabó introduciéndose casi por accidente en su vaginita, para gozo de mi hija, que a pesar de la resistencia ofrecida, pedía a su papá que siguiera, que quería ser mujer como su mamá.

    Mi marido actuó con precaución para no lastimarla y en un principio no se la introdujo toda, pero con tantas eyaculaciones en su interior, la lubricación ayudó a que acabara metiéndose al completo para plena satisfacción de nuestra hija que lo gozaba como cualquier novia en su noche de bodas.

    Mi hija nos solicitaba a cada noche practicar sexo y llegó un momento en que a mi marido ya casi no le salía ni semen, por lo que decidimos comprarla un vibrador adecuado para que ella pudiera satisfacerse cuando quisiera y dejara un poco descansar a su padre y recuperarse, aunque al final acabara convirtiéndose igualmente en un juguete compartido por las dos junto a otro vibrador que ya tenía yo.

    Mi amigo de internet me sugirió que había llegado el momento de compartir nuestra intimidad con otras familias que hicieran lo mismo, pero yo lo veía muy complicado eso, porque eran cosas privadas que no solían comentarse, y él me dijo que en su caso le había pasado igual, pero a través de varias conversaciones de su mujer con otras mamás de compañeras del cole de su hija, descubrió que en una clase mixta de 30 niños, 4 de ellos incestaban, lo cual era bastante sorprendente, y que en mi caso seguramente sucedería parecido, que el caso era indagar sobre ello, dándome varios consejos para iniciar esas conversaciones, y que estuviera atenta al mínimo comentario que siempre se hace, sin que reparemos en él, para continuar la conversación más en profundidad.

    De este modo, empecé a estar atenta a esos comentarios, y surgió la ocasión en que una mamá de dos niñas, siendo la pequeña compañera de la mía, me dijera que estaba algo preocupada, porque su marido la metía mano a su hija mayor y que tenía miedo de que empezara con la pequeña también, por lo que yo aproveché ese momento, como me aconsejó mi amigo, ya que en otras ocasiones no hubiera comentado gran cosa, por discreción, o quizás sólo hubiera intentado tranquilizarla, para meterme de lleno en el tema diciéndola que eso lo hacían todos, que eran hombres, y que a las nenas a estas edades, a veces las gustaba provocar un poco también, a lo que ella, un poco extrañada, me preguntó si pasaba con la mía también, y la confesé que sí, contestándome ella que cuando fuera mayor iba a ser peor, porque acabaría encamándose con ella, como hacía con la suya mayor.

    Al final acabó confesándome que su marido tenía sexo completo con la mayor y que ahora seguramente empezaría con la pequeña, pero que la guardara el secreto, porque no quería dar que hablar y que esas cosas estaban muy mal vistas, aunque como ella era colombiana, sabía que pasaban con cierta frecuencia en su país.

    Ya sincerándonos las dos, la comenté que no habría estado mal haber tenido un nene, en vez de tantas nenas, y que así nosotras también nos la pasaríamos bien, a lo que ella me respondió, que como Adela, otra mamá que conocemos, que tenía un niño de la edad de la mayor de ella, que también había empezado a meterlo en la cama cuando su marido no dormía con ella.

    Yo no paraba de sorprenderme con todo lo que estaba averiguando y viendo que mi amigo tenía razón, que ya habían salido dos casos y que seguramente habría más, la dije que ya una reunión entre nosotros sería la bomba y ella volvió a sorprenderme diciéndome que ellos había estado con Adela y su familia en una fiesta en su casa del campo y que había estado todo genial, que había disfrutado como nunca, dejándome a mí con la boca abierta y poniéndome los dientes largos.

    Todo esto se lo comenté a mi marido que no salía de su asombro tampoco, pero esto de reunirnos con otra familia que hasta hace poco nos parecía tan inalcanzable, ahora veíamos la posibilidad de conseguirlo, pero aunque mi marido conocía a sus niñas de vista, casi no había hablado nunca con sus padres y eso le retraía un poco.

    En una ocasión se dio la coincidencia de encontrarnos todos en un bar del barrio y ponernos a hablar de forma animada, ayudados por el vino que estábamos bebiendo, las mujeres iniciamos el tema de las niñas, poniendo a nuestros maridos en un aprieto, porque estando con nosotras son más reacios a hablar de estas cosas, aunque los hombres cuando están solos bien que se desahogan hablándolo todo como cuando van a esos lugares de chicas alegres y buscan a las más jovencitas.

    Finalmente, los maridos se quedaron en un aparte hablando de sus niñas y acordamos seguir la noche en su casa para seguir tomando, porque la cosa estaba ya bastante calentita. Al llegar, mi amiga dijo a sus hijas que se cambiaran de ropa y se pusieran cómodas para estar en casa y se fueron a su habitación. El marido de mi amiga le hizo una señal al mío para que le acompañara y abrió la puerta de la habitación de sus hijas, encontrándose a la mayor con los pechos al aire y a la pequeña sin braguitas ni nada, por lo que se enojaron con su papá por llevar a mi marido a verlas así, pero tras conversar con ellas, las convenció para que se dejaran ver y acariciar por mi marido, invitándole a él a que hiciera lo mismo con la nuestra, que las acompañaba.

    Como tardaban mucho en volver al salón, nosotras fuimos a buscarles y nos los encontramos con las niñas encima de ellos, mi marido con la suya mayor y él con la nuestra, penetrándolas y haciéndolas sentir rico, mientras su hija pequeña las miraba con un poco de envidia.

    Cuando terminaron, les dijimos que no nos parecía bien que nosotras no tuviéramos nuestra chance y nuestros amigos nos propusieron llevarnos a alguna fiesta en la casa de Adela, cuando la celebraran.

    A los pocos días mi amiga me lo dijo, mientras esperábamos a las nenas a la salida del cole, que tendríamos una fiesta le fin de semana, que estábamos invitados y que iría más gente.

    Cuando se lo dije a mi marido, esperamos muy nerviosos a que llegara el día, y nuestros amigos nos llevaron a la casa de campo de Adela y su marido, donde nos esperaban, con otra pareja, que tenían dos chicos, uno de la edad de las nuestras y otro mayor.

    Al llegar, nos presentamos los que no nos conocíamos y empezamos a charlar como si se tratara de una reunión cualquiera de amigos. La pareja que tenía dos chicos, nos comentaba la mujer que tenía muchas ganas de ver a su marido con unas nenas, mientras él no las perdía de vista con la mirada, esperando nervioso a que llegara el momento.

    De pronto Adela, nos reunió a todos y nos contó que habían preparado una habitación sin luz, del tipo de los cuartos oscuros de los clubs para romper el hielo y que empezáramos a morbosear.


    Primero nos desnudamos y luego entramos todos en esa habitación y al cerrar la puerta no veíamos nada, sólo sabíamos que había unos sofás alrededor de la habitación y una alfombra en el centro. Pronto sentimos los roces de los cuerpos de los demás y una multitud de manos que tocaban aquí y allá como buscando algo de su agrado. Yo creí adivinar el cuerpo de uno de los chicos y palpé todo su cuerpo con mi mano hasta llegar a la zona del pene, que acaricié muy excitada al darme cuenta de que no tenía ningún vello público y solo sentía su suave piel y la dureza de su miembro que parecía aumentar de tamaño según mi mano insistía en su masturbación, hasta que bajé la cabeza para que mi lengua saboreara aquella cosa tan deliciosa que tenía en mi mano. Al lado mi amiga estaba con otro de los chicos, en una situación más avanzada que la mía porque se estaba dejando chingar por él, oyendo sus gemidos bien ricos.

    Cuando mis ojos se acostumbraron a la oscuridad, vi como el que no tenía hijas, tenía a la mía y a la pequeña de mi amiga sentadas en sus piernas, besándolas y acariciándolas totalmente excitado, por lo que pude ver y disfrutar de todo lo que estaba pasando.

    Lo demás ya te lo puedes imaginar porque al leer tus relatos sobre intercambios familiares, veo que ya sabes bien las cosas que suceden en esos encuentros, aunque hasta que no los vives no te haces la idea de lo superexcitantes que son esos encuentros y que tan bien detallas en tus relatos.

    Ahora sólo despedirme con un fuerte beso y agradecerte todos los buenos momentos que me has hecho pasar.

    Besos Kari”

    Y hasta aquí la carta de esta querida amiga, a la que la doy muchas gracias por contarme su historia y permitir que la comparta con todos vosotros.
    Última edición por veronicca; 25/07/2018 a las 00:30

  2. #2
    Follador rafvallone es simplemente muy agradable rafvallone es simplemente muy agradable
    Fecha de ingreso
    16 mar, 09
    Edad
    58
    Mensajes
    235
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    11

    Predeterminado Re: La historia de Karla y su familia

    Fantastico y excitante tu relato Buenisimo como todos los tuyos

  3. Thanks veronicca, netocruzgr Ha dado Gracias por este Post
  4. #3
    Principiante mamachochos será famoso muy pronto
    Fecha de ingreso
    10 jun, 14
    Mensajes
    75
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    5

    Predeterminado Re: La historia de Karla y su familia

    Muy bueno exelente ya tiene igual q no hablamos ya hay cosas de que hablar ee

  5. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  6. #4
    Virgen gitano215 va por un camino distinguido
    Fecha de ingreso
    17 mar, 15
    Mensajes
    18
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado Re: La historia de Karla y su familia

    Muy excitante ¡Felicitaciones!

  7. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  8. #5
    Follador angelitodemonio es simplemente muy agradable angelitodemonio es simplemente muy agradable
    Fecha de ingreso
    03 nov, 13
    Mensajes
    126
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    7

    Predeterminado Re: La historia de Karla y su familia

    Increible, genial, unico, como siempre me ha encantado y me ha hecho sentir una envidia tan comprensible y al mismo tiempo inexplicable,
    te felicito, me haces sorpenderme cada vez mas, eres la inspiración de muchos y el sueño de todos. besos

  9. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  10. #6
    Follador caucasiano va por un camino distinguido Avatar de caucasiano
    Fecha de ingreso
    19 ago, 11
    Mensajes
    87
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    8

    Predeterminado Re: La historia de Karla y su familia

    maravillosa la historia realmente excitante . muy buena gracias

  11. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  12. #7
    Principiante VAQUERO10 va por un camino distinguido
    Fecha de ingreso
    04 jul, 08
    Edad
    34
    Mensajes
    73
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    11

    Predeterminado Re: La historia de Karla y su familia


  13. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  14. #8
    Semental leon77 es simplemente muy agradable leon77 es simplemente muy agradable Avatar de leon77
    Fecha de ingreso
    04 oct, 14
    Ubicación
    LANUS CITY
    Mensajes
    449
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    6

    Predeterminado Re: La historia de Karla y su familia

    muy bueno kmbsiempre nos deleitas bizarra

  15. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  16. #9
    Principiante sucato va por un camino distinguido
    Fecha de ingreso
    30 may, 15
    Mensajes
    61
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    4

    Predeterminado Re: La historia de Karla y su familia

    impactante muy buena

  17. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  18. #10
    Pajillero Julio Solis es una cantidad desconocida en este momento
    Fecha de ingreso
    16 sep, 15
    Ubicación
    Guatemala
    Mensajes
    25
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    4

    Predeterminado Re: La historia de Karla y su familia

    Felicitaciones buen relato, super excitante, irresistible

  19. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
+ Responder tema
Página 1 de 2 1 2 ÚltimoÚltimo

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes