+ Responder tema
Página 1 de 2 1 2 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 14

Tema: Reviviendo los recuerdos de mi niñez

  1. #1
    Follador veronicca tiene mucho de que estar orgulloso veronicca tiene mucho de que estar orgulloso veronicca tiene mucho de que estar orgulloso veronicca tiene mucho de que estar orgulloso
    Fecha de ingreso
    06 jun, 12
    Mensajes
    145
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    9

    Predeterminado Reviviendo los recuerdos de mi niñez



    xvideos
    Sucedió en unas vacaciones que nos tomamos mi marido y yo con nuestra hija. Habíamos reservado una habitación doble con una cama de matrimonio y otra individual, pero al llegar al hotel, hubo una avería en esa habitación y no pudieron dárnosla, por lo que para compensarnos nos ofrecieron una especie de suite con una cama de matrimonio bastante grande en la que no teníamos problema en dormir los tres, y aunque en principio a mí me molesto un poco porque así perdía intimidad con mi esposo al tener a la niña con nosotros, como ellos aceptaron sin protestar al ver la habitación tan estupenda y esa cama tan grande, estuvieron encantados, así que no tuve otro remedio que aguatarme, y más todavía cuando mi hija nos dijo que ella dormiría en el medio de los dos.

    Esa primera noche, nuestra hija ya se abrazó a su padre en la cama para dormir pero no le di importancia, porque aunque ya estaba entrando en la adolescencia y su cuerpo se iba formando como mujer, hasta ahora tampoco había visto nada raro entre ellos que me diera motivos para tener celos, aparte de los cariños normales entre padre e hija y por eso no sospechaba nada, pero esa misma noche, entre sueños, me pareció oír como una especie de gemidos de mi hija, pero como no les veía moverse, no le di importancia y me quedé dormida.

    Cuando me desperté por la mañana, vi salir a mi hija de la cama sin las bragas, para ir al baño y le pregunté qué porque no las tenía y ella un poco nerviosa me contestó que había pasado calor y se las había quitado y yo le contesté:

    .- Claro, si no hubieras dormido tan abrazada a tu padre no hubieras tenido tanto calor.

    Ella se puso un poco roja y trató de evitar la conversación.

    En la noche siguiente, ya medio dormida, volví a oír esos gemidos, pero esta vez, nuestra hija parecía estar con las piernas encima de marido, y yo me preguntaba si estaría sin las bragas otra vez, pero no quise pensar mal y me quedé dormida, pero a media noche me desperté y vi como mi hija se movía sobre su padre, aunque tumbada sobre él y tapados con las sábanas. Esto ya me parecía demasiado y tuve que empezar a sospechar porque sus gemidos eran más fuertes, aunque me costaba creer que lo que a mí me había pasado en mi niñez le estuviera pasando a mi hija también y en ese momento me vinieron a la cabeza un montón de recuerdos. De repente me veía en la misma situación en que se vería mi madre en aquellos años y en ese momento tenía las mismas dudas que tendría ella sobre lo que tenía que hacer.

    Por un lado, hacer lo que hizo ella, dejarnos hacer a mi padre y a mí como si no se enterara de nada, y por otro lado, armarle un escándalo a mi marido y mi hija por estar follando delante de mí sin ningún tipo de respeto, lo que seguramente nos llevaría a una situación insostenible y se rompería la familia.

    En ese momento no sabía qué hacer y opté por la pasividad, mientras me daba tiempo a pensar que opción tomar, así que esa noche esperé a que mi hija llegara a su orgasmo, lo que noté por su gemido final, más largo y fuerte que los anteriores y a que mi marido se corriera con ella, deseando que no lo hubiera hecho dentro de su vagina por las consecuencias que podría traernos.

    A la noche siguiente, ya esperaba nerviosa a que volviera a suceder lo mismo y mientras me hacía la dormida, volvieron a oírse esos gemiditos y suspiros cortos de mi hija en sus movimientos acompasados con su padre, que para mi sorpresa acabaron excitándome y llevé mis dedos a mi coño totalmente empapado, acariciándomelo mientras los oía y en medio de las sombras veía como se movían cada vez de forma más acelerada.

    Yo no podía más y aprovechando que con su movimiento, se había bajado la sábana, pude ver que lo que hacía mi hija era frotarse su vagina con el pene de mi marido, de ahí esos movimientos que tanto la excitaban y ya no pude evitar acercarme a ellos y ponerme a acariciar a mi hija, que se asuntó al sentir mi mano y se detuvo en su movimiento, pero yo estaba como poseída entre los recuerdos de mi niñez y lo que estaba sintiendo en ese momento, y el beso que di a mi marido mientras estaba haciendo gozar a nuestra hija creo que disiparon sus dudas sobre mi reacción y le pregunté a ella:

    .- Cariño, ¿quieres que te la meta tu padre?

    .- Si, pero no sé si podré.

    .- Estás muy mojada, hija, yo te ayudaré.

    Agarré el pene de mi marido y poniendo su glande en la entrada de su vagina, la dije:

    .- Aprieta un poco y deja que te vaya entrando.

    En cuanto le entró el glande, nuestra hija dio un pequeño grito de dolor mezclado con el intenso gusto que estaba sintiendo, y poco a poco vi como entraba completamente en su coño, entrando y saliendo de él cada vez con más facilidad, haciéndola gozar como gozaba yo a su edad, con gemidos cada vez más fuertes, convertidos en ocasiones en pequeños gritos que podrían oírse en la habitación de al lado, disfrutando de un placer que sería como una droga para ella como lo fue para mí en su momento.

    Mi hija, ya más tranquila y liberada de sus miedos, acabó corriéndose, por lo que yo también pedí mi parte, poniéndome encima de mi marido, que quizás no se había corrido todavía por la tensión de verse descubierto en algo que no sabía cómo me lo iba a tomar yo, pero al ver mi excitación y la forma enloquecida en que moví sobre él, no aguantó más y acabó corriéndose dentro de mí.

    Al sacarla, todavía con restos de semen, mi hija se la metió en la boca con glotonería, chupando la polla de su padre de una forma que me excitaba hasta a mi verla con ese morbo inigualable que desprendía la situación, así que yo también quise compartir ese manjar y entre las dos le hicimos una felación a mi marido como nunca se lo habían hecho, con dos lenguas saboreando su miembro hasta provocarle una nueva corrida en nuestras bocas, repartiéndonos su semen entre mi hija y yo.

    Después de aquello, al día siguiente, ya no tuve más remedio que hablar con mi marido de lo que había pasado y sobre cómo íbamos a llevar esta nueva situación, que ya nos parecía irreversible. A mí, después de ver la felicidad de mi hija por la precoz experiencia tenida, una de las cosas que más me preocupaba era un posible embarazo de ella, y aunque mi marido me dijo que nunca se había corrido dentro de ella, era un peligro constante que siguiera teniendo sexo de esa forma y me dijo que la llevara al ginecólogo para ver cuál sería el mejor contraceptivo para su edad.

    Para mí fue muy embarazoso llevarla a mi ginecólogo a su edad, pero no tenía otro remedio, y se me fueron quitando los nervios, en cuanto la revisó en la camilla. Le expuse mis dudas, y me dijo, que efectivamente ya había notado que mi hija no era virgen ya, pero que no me preocupara porque cada vez iban más niñas a su consulta en esa situación, llevadas por sus madres y que aunque lo más conveniente para ellas sería que los chicos usaran el condón, el entendía que a su edad, muchos no los usaban y que la recetaría unas pastillas por ser lo más seguro. Y que dentro de un mes volviera a llevarla para ver como la iban.

    El caso, es que a la siguiente visita al ginecólogo, me dijo que ya no hacía falta que entrara yo en la consulta, que ya la conocía y que todas entraban solas ya, así que la esperé en la sala de espera a que terminara, donde había otras madres con sus hijas de la edad parecida a la mía, tal como me había dicho él, y al entablar una charla con ellas, vi que todas habíamos pasado una situación parecida con ellas, que sin darnos cuenta, se nos habían convertido en mujercitas y que ya nos pedían su derecho a disfrutar del sexo como lo hacíamos nosotras, aunque lógicamente no hablaran abiertamente de la situación particular de cada una, muchas cosas se daban a entender por algunos comentarios.

    En una charla más íntima con una de las madres, preguntándole por qué había traído a la suya a la consulta tan pronto me lo acabó confesando todo:

    .- Mira, desde una vez que nos pilló a su padre y a mí en la cama, ya empezó a tener curiosidad y la dejamos estar con nosotros un poco para que nos viera y así como jugando acabó ella también metida en el medio y ya no hubo manera de sacarla de allí. Quiso hacer lo mismo que hacía yo y mientras no tenía la menstruación no había problemas, pero cuando la tuvo ya me empecé a preocupar y por eso la traje aquí, porque ya me había comentado una amiga que también había traído a la suya por lo mismo.

    .- Ya veo que todas estamos parecidas.

    .- Si hija, aquí vienen encantadas y mi hija cuando viene a la consulta acaba teniendo un orgasmo y todo.

    .- Pero eso será porque al ser tan sensibles a su edad, con los toqueteos del doctor se los producirían casi sin darse cuenta,

    Pero ella me dijo riéndose:

    .- Si, si, toqueteos y algo más, que cuando mi hija me contó todo lo que la hizo me quedé con la boca abierta.

    .- ¿Qué la hizo?

    .- Pues ya puedes suponerlo, después de comérselo todo, acabó metiéndosela con la disculpa de no sé qué prueba.

    .- No me digas. ¿Y eso se lo hará a todas?

    .- Claro. A tu hija se lo estará haciendo ahora mismo. ¿Por qué crees que las manda entrar solas?

    .- Ya me extrañó pero no pensé que pasara eso.

    .- Mira, yo la traigo aquí porque mi hija está encantada y no quiere ir a otro, y las demás supongo que igual. Tú pregúntale a tu hija cuando salga.

    .- La preguntaré.

    Luego me dijo, así en confianza:

    .- Mira, te lo comento por si estáis interesados para que vengas con tu marido y tu hija a una fiesta que tenemos en mi casa el sábado que viene. Van a venir otras familias que nos conocimos aquí en la consulta, y nos lo pasamos muy bien todos juntos, ya puedes suponer de qué forma.

    .- ¿Qué quieres decir? Qué todos son como nosotras, que en sus casas pasa lo mismo.

    .- Si, y en la fiesta tenemos oportunidad de compartir esas experiencias y relacionarnos unos con otros. Mira, nosotras tenemos una hija solo, pero van otros que aparte de la niña, tienen más hijos, ya sabes, unos chavalitos muy guapos, que nosotras también tenemos derecho a disfrutar, hija.

    .- Ah, ¿y nosotras podemos ir con ellos?

    .- Claro, no van a disfrutar sólo nuestros maridos.

    .- Pues nunca he tenido esa oportunidad y a mí me gustaría ir. Intentaré convencer a mi marido.

    .- Tú cuéntale lo que te dije, que seguro que va encantado.

    Mi amiga tenía razón y cuando se lo dije a mi marido, enseguida aceptó, casi sin creerse que pudiera haber fiestas así, y el sábado nos fuimos a la dirección indicada por mí amiga.

    Era una casa a las afueras bastante grande, con jardín y piscina y al entrar, enseguida nos mandaron pasar al jardín donde ya había bastante gente, muchos desnudos tomando el sol o bañándose en la piscina y mi amiga nos fue presentando a los que pudo.

    Mi hija me pidió permiso para ir a bañarse y como no había traído el bikini, la dijeron que se bañara desnuda como los demás niños, y aunque al principio la daba un poco de vergüenza, al ver a los demás, se decidió y se metió en el agua mientras nosotros seguíamos hablando con los que nos iban presentando, pero con un ojo puesto en esa piscina llena de los hijos de los invitados, en la que también se iban metiendo algunos adultos para jugar con ellos.

    Realmente estaba resultando divertida la fiesta y a mí me llamaba la atención ver a algunos hombres ya totalmente empalmados y los jovencitos también sin poder disimularlo eran el centro de atención de las miradas femeninas. También fuera del agua, algunos habían empezado a divertirse por su cuenta y vimos como un señor tenía a una de las niñas con las piernas abiertas chupándole la vagina mientras otra le chupaba la polla a él y no lejos de allí estaba un chico solo, con una cara un poco de asustado y le pregunté:

    .- ¿Qué haces aquí solito?

    .- Nada, es que es la primera vez que vengo y no conozco a nadie.

    .- Bueno, pues ahora ya me conoces a mí. ¿Te gusta lo que se ve aquí?

    .- Si, es muy excitante.

    .- Ya veo lo que te gusta, porque la tienes muy durita. (alargando mi mano para agarrársela sin que él pusiera oposición)

    En ese momento pasó mi hija por allí y me preguntó:

    .- Mamá, ¿qué haces con ese niño?

    .- Estamos conociéndonos, hija. Estaba solo aquí. ¿Quieres ayudarme a sacarle la leche?

    .- Vale.

    Y así entre las dos nos pusimos a masajearle y a moverle su pollita con una mano cada una, haciéndole disfrutar mientras él con sus manos también nos acariciaba, hasta que empezó a correrse manchándonos las manos. Creo que su madre nos había estado viendo porque se acercó a nosotros y le dijo a su hijo:

    .- Vaya, Carlitos, ya veo que has hecho dos buenas amigas.

    Y dirigiéndose a nosotras:

    .- Gracias por estar con él. Es bastante tímido y estas cosas le cortan mucho.

    .- De nada, mujer. Ha sido un placer para nosotras, jajaja.

    .- Si, la verdad es que es una delicia verles correrse con esa cantidad que echan. En casa o yo o su hermana se lo hacemos casi todos los días.

    .- Que suerte. Ya podíamos tener nosotras a uno así en casa, eh!, hija.

    Contestando ella:

    .- Bueno, nosotras ya tenemos a papá.

    .- Si, pero también hay que dejarle un poco descansar al pobre, que entre las dos acabamos con él.

    .- Claro, en mi casa estamos más repartidos (dijo la señora). Pero aquí podemos tener lo que queramos, así que hay que aprovechar. Yo me voy a meter en la piscina ahora, a ver lo que hay.

    Yo también voy para allá, que ahora me he quedado con ganas de más.

    En la piscina estaba la auténtica fiesta, ya que estaba repleta y era una especie de cuarto oscuro de esos clubs de intercambio, donde las manos tocaban todo lo que podían, las bocas besaban y alguno aprovechaba para follarse allí mismo debajo del agua a laguna de las niñas que tuviera cerca, alguna de las madres se ponía a chupar las pollas de los chicos sentados al borde de la piscina o no dejaban escapar al que pasaba a su lado sin haberlo masturbado, mientras otros se iban en parejas o en grupos dentro de casa para continuar la fiesta en alguna de las habitaciones ya de una forma más relajada.

    Yo no podía desaprovechar esa ocasión y después de estar divirtiéndome un rato en la piscina, otra señora y yo nos llevamos a cuatro chicos a una de las habitaciones de la casa y lo que pasó allí dentro fue lo siempre soñado por cualquier cuarentona necesitada de nuevas y estimulantes experiencias, de forma que pude cumplir todas mis fantasías con esos cuatro chicos que parecían incansables corriéndose una y otra vez en cada uno de nuestros agujeros que les ofrecíamos y sobrándoles todavía para bañarnos las tetas con su semen.

    Al salir pude ver a mi marido con una de las que debían de ser de las más jovencitas que había allí dándole por detrás y sacando los gemidos de la cría con cada una de sus embestidas. Me quedé mirando como la hacía disfrutar y luego llegó su madre que me dijo:

    .- Es la primera vez que la traigo porque la vez anterior había venido solo su hermana mayor y ella me había estado insistiendo para venir también.

    .- Pues se ve que tenía ganas, porque ya la vi abajo también chupando unas cuantas.

    .- Como tiene a su hermana mayor, pues se espabilan primero, ya sabes.

    .- Si, ya me fijé que hay varias que su hermana pequeña no se ha querido perder la fiesta.

    Después de aquello, la situación en nuestra casa cambió totalmente, ya que nuestra hija empezó a compartir cama con nosotros y aunque tuviera que compartir a mi marido con ella, la situación tan morbosa que se creaba y la forma en que disfrutábamos los tres, lo compensaba todo y vivimos los años más felices de nuestra vida.

  2. Thanks CASADOX, kamuix99, ruso4544 Ha dado Gracias por este Post
  3. #2
    Pajillero sexysayayin es una cantidad desconocida en este momento
    Fecha de ingreso
    10 sep, 11
    Mensajes
    25
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    6

    Predeterminado Re: Reviviendo los recuerdos de mi niñez

    gran relato te felicito ojala pongas mas asi

  4. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  5. #3
    Principiante tauroxxx es una cantidad desconocida en este momento
    Fecha de ingreso
    01 dic, 08
    Mensajes
    74
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    9

    Predeterminado Re: Reviviendo los recuerdos de mi niñez

    muy buen relato gracias, espero tenga continuacion.

  6. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  7. #4
    Follador rafvallone tiene un aura espectacular
    Fecha de ingreso
    16 mar, 09
    Edad
    57
    Mensajes
    192
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    9

    Predeterminado Re: Reviviendo los recuerdos de mi niñez

    Fantastico relato bien contado excitante como todos los que escribes eres la mejor

  8. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  9. #5
    Virgen sameni es una cantidad desconocida en este momento
    Fecha de ingreso
    10 ene, 10
    Mensajes
    9
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado Re: Reviviendo los recuerdos de mi niñez

    Genial me encanto felicitaciones

  10. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  11. #6
    Follador angelitodemonio tiene un aura espectacular
    Fecha de ingreso
    03 nov, 13
    Mensajes
    101
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    4

    Predeterminado Re: Reviviendo los recuerdos de mi niñez

    Super genial, no hay situación más morbosa y exitante que un lugar así, en una situación donde todos se dejen llevar y disfrutar sin tantos prejuicios y tabúes, ojalá nuestro mundo real fuera más así cada día; se acabarían las guerras. Felicidades, como siempre genial

  12. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  13. #7
    Principiante sibarita será famoso muy pronto
    Fecha de ingreso
    15 ago, 13
    Mensajes
    55
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    4

    Predeterminado Re: Reviviendo los recuerdos de mi niñez

    Ahora las nenas empiezan a folla muy pronto y es bueno tomar medidas.

  14. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  15. #8
    Follador caucasiano va por un camino distinguido Avatar de caucasiano
    Fecha de ingreso
    19 ago, 11
    Mensajes
    89
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    6

    Predeterminado Re: Reviviendo los recuerdos de mi niñez

    muy buen relatos resultó muy excitante,gracias

  16. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  17. #9
    Principiante sibarita será famoso muy pronto
    Fecha de ingreso
    15 ago, 13
    Mensajes
    55
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    4

    Predeterminado Re: Reviviendo los recuerdos de mi niñez

    Menuda historia. Es uno de mis favoritos.

  18. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
  19. #10
    Virgen danicapo es una cantidad desconocida en este momento
    Fecha de ingreso
    19 jul, 14
    Mensajes
    17
    Post Thanks / Like
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado Re: Reviviendo los recuerdos de mi niñez

    buenisimo el relato. gracias por compartirlo

  20. Thanks veronicca Ha dado Gracias por este Post
+ Responder tema
Página 1 de 2 1 2 ÚltimoÚltimo

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes